Divisas representadas en cheques bancarios

Cheque bancario

La forma más familiar de representar una divisa, la que casi todo el mundo ha manejado en alguna ocasión, es el billete del banco, pues se trata de la forma física de la unidad de cambio del país que lo ha emitido. Pero no es ésta la única forma de representar una divisa. De hecho, tal vez el volumen de tránsito que esta forma representa respecto del total sea mínimo.

La emisión de cheques bancarios, denominados en divisa, constituye otro modo bastante extendido. Estos cheques, girados por un banco, lo son con cargo a las cuentas que dicha entidad mantiene en el país de origen de la divisa, lógicamente en otra entidad bancaria, y ya en muchos casos en sucursales o filiales propias.

A la presentación del documento, éste será atendido y pagado en la entidad que lo recibe y a su vez enviado para el cobro a aquélla otra donde mantiene la cuenta el banco que lo emitió.

No estamos necesariamente pensando que el cobro se vaya a efectuar por parte del tenedor del cheque en el país de origen de la divisa, sino que puede ser cobrado en un tercer país, diferente.

A este periplo que habría efectuado físicamente la divisa, caso de producirse las transacciones en forma de billetes de banco, se opone una situación en la que la divisa en sí no ha tenido realmente ningún trasiego, ya que todo se ha limitado a una serie de anotaciones contables en aquel banco donde la entidad que expidió el documento posee su cuenta, y por tanto la divisa en realidad nunca se ha desplazado de allí.

Por tanto, este sistema comporta grandes ventajas, ya que se eliminan riesgos, se agilizan las transmisiones y, por consecuencia, se abaratan enormemente los costes.

– Otros conceptos útiles:

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top