Tengo una idea…¿y ahora qué?

tener una idea

Iniciar un nuevo negocio es una experiencia estimulante. Es como salir en la primera cita. Tener todos los dedos de los pies con hormigueo, te quita el sueño y se hace lo imposible para que funcione. Y como las citas, es posible que pueda tener resultados desastrosos.

El primer paso es hacer una autoevaluación de si está listo para comprometerse con el negocio. Esto no debe ser una broma o un capricho. Usted podría verse arrastrado a iniciar un negocio por presión social o familiar, pero debe sentirlo, de lo contrario , se puede convertir en una carga. Y los lastres terminan repercutiendo en el progreso de la empresa.

Nunca pase por alto o minimice la importancia de la planificación. Ser propietario de un negocio pequeño se parece a un viaje a Las Vegas o una aventura de verano. La planificación le ayudará a superar los obstáculos que puedan venir.

Hacer un perfil del cliente típico, una investigación sobre su mercado objetivo y entender cuál es la razón que está detrás de una caída o cambio en sus preferencias en lo que respecta a su negocio. En pocas palabras, si usted no conoce a sus clientes lo suficientemente bien, estos, no irán a conocerle a usted, debe segmentar el mercado y decidir cuales son sus clientes potenciales.

Otro aspecto importantes es delimitar el capital que se va a invertir, es un momento difícil, el momento de arriesgar y jugar nuestras bazas con sumo cuidado, pero sin escatimar.

Usted debe elegir cuidadosamente la ubicación de su negocio. Tiene que buscar una ubicación privilegiada. Recuerde siempre que usted no va a jugar al escondite, como anteriormente hemos dicho, debe buscar al cliente, no esperar que este lo encuentre a usted. Su lugar de trabajo debe estar en un sitio que es de fácil acceso a su mercado objetivo.

Hay una gran cantidad de recursos, que podrían ayudarle con su negocio. Trate de visitar esos sitios e incluso se podría pedir consejos a otros miembros del sector así como a las instituciones pertinentes. Una vez más, la información pasa a ser un gran activo y pilar esencial de nuestro negocio.

Hay un montón de herramientas y oportunidades para las nuevas empresas. El éxito, es una posibilidad definida y que no necesariamente tienen que ser parte de lo establecido por las estadísticas. Al final, todo depende de nosotros y de lo que podamos hacer para tener éxito.

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top