¿Qué y cuáles son los paraísos fiscales?

Paraiso fiscal

No hace mucho os hablaba de las cartas que están remitiendo los Bancos a sus clientes solicitándoles documentación justificativa de sus ingresos regulares, ateniéndose a la Ley de Prevención del Blanqueo de Capitales. Estamos también cansados de oír casos como el de Bárcenas o de escuchar noticias relacionadas con la evasión de impuestos. y, al fin, ante la crisis económica galopante a la que nos enfrentamos y, sobre todo, por la creciente tensión social contra gobiernos y políticos corruptos, parece que la UE ha decidido tomarse más en serio la lucha contra la evasión fiscal y sus paraísos por considerar a éstos que incumplen con la transparencia fiscal y bancaria necesaria para un buen gobierno.

Llevamos, de hecho, años oyendo hablar de estos paraísos fiscales como lugares casi etéreos, desconocidos para un ciudadano medio, donde los más ricos ocultan su dinero para evitar tener que afrontar sus comprosimos legales financieros con el país en el que residen. «España somos todos», dicen… «menos los que están en esos paraísos», habría que añadirse.

Suiza siempre ha sido el gran referente en todas las conversaciones amparado en un sistema financiero cuyo santo y seña es el secreto bancario y la protección de la identidad de quienes allí tienen cuenta. Al fin y al cabo no pertenecen a la UE y no tienen por qué rendir cuentas al resto de países europeos (a pesar de que últimamente parecen mostrarse más dispuestos a revelar datos siempre que se les pida).

Pero, además de Suiza, casi todos nosotros habremos oído hablar de Mónaco, de Luxemburgo o incluso de las Islas Caimán, por citar algún otro.

Aún a pesar de estar en tantas y tantas conversaciones, ¿sabríamos definir qué es un paraíso fiscal?

Un paraíso fiscal es un Estado o un territorio que aplica su propio régimen fiscal especial con el ánimo de favorecer a ciudadanos y empresas no residentes que se domicilien a efectos legales en dicho territorio. Por lo general, ese régimen tributario especial suele consistir en una reducción muy importante de los impuestos a pagar, reducción que en ocasiones puede llegar hasta la exención total.

Los factores claves que determinan el que un territorio sea paraíso fiscal, según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, son:

  • La capacidad de esa jurisdicción para no imponer impuestos dado que todos tienen derecho a determinar sus propios impuestos directos.
  • La falta de transparencia
  • Que sus leyes y prácticas administrativas no permitan el intercambio de datos e información entre países.
  • La permisividad a los no residentes de beneficiarse de reducciones fiscales.

Ahora que sabemos qué es, es preciso determinar cuáles son los paraísos fiscales.

Aunque la OCDE publicó en el 2011 una lista de estos países, cada país suele publicar la suya propia, que en la mayoría de los casos coincide con la de la OCDE. En el caso de la legislación española son los siguientes:

Principado de Andorra, Antillas Neerlandesas, Aruba, Emirato del Estado de Baréin, Sultanato de Brunéi, República de Chipre, Emiratos Árabes Unidos, Gibraltar, Hong Kong, Anguila, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Bermudas, Islas Caimán, Islas Cook, República de Dominica, Fiji, Islas Guamesey, Jamaica, , Liechtenstein, Luxemburgo, Malta, Principado de Mónaco,  Islas Malvinas, Isla de Man, Islas Marianas, Mauricio, Montserrat, República de Nauru, Islas Salomón, República de San Marino y Suiza.

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top