¿Cuáles son los tipos de calificación crediticia de Moody’s?

Moodys

Hace sólo unos días la agencia de calificación Moody’s decidió rebajar la calificación crediticia al Reino Unido retirándole la triple A (AAA), la máxima posible. También hace un año también Francia fue rebajada a un escalón inferior. De este modo ya sólo once países en el mundo ostentan este calificación “de honor”: Canadá, Estados Unidos, Singapur, Alemania, Holanda, Dinamarca, Finlandia, Suecia, Australia, Noruega y Suiza.

Es frecuente escuchar que Moody’s, Fitch o Standard & Poors, las tres grandes agencias de rating internacional, califican la deuda soberana de un país, decidiendo rebajar o aumentar su “nota”. Pero ¿alguna vez nos hemos detenido a pensar en el significado de esas siglas? ¿en cómo actúan y califican la deuda? ¿en quienes son estas agencias de calificación cuyas decisiones pueden afectar de manera tan importante en la economía de un país?

¿Quién o qué es Moody’s?

Moody’s Corporation es una agencia de calificación de riesgo fundada en el año 1909 por John Moody, que se encarga principalmente de investigar, analizar y cualificar el riesgo crediticio de diferentes países, empresas gubernamentales y grandes empresas comerciales.

Actualmente cotiza en la Bolsa de Nueva York bajo las siglas MCO y, por tanto, en su accionariado se encuentran empresas que están entroncadas con la industria financiera y con la gestión de activos. De hecho, sus diez mayores accionistas, en conjunto, cuentan con el 53% de las acciones de la empresa, siendo sus dos accionistas de referencia Berkshire Hathaway (empresa que lidera el conocido gurú de la Bolsa Warren Buffet) y The Capital Group.

Bajo estas premisas, y sobre todo, con la reciente crisis, sus calificaciones se han visto en entredicho pues podrían ser consideradas sesgadas habida cuenta de que entre sus accionistas se encuentran empresas que podrían verse afectadas en sus cotizaciones por esos análisis de Moody’s.

Precisamente esa supuesta parcialidad se ha atribuido especialmente en Europa, donde los representantes de grandes países han insistido en la necesidad de tener una agencia de calificación europea totalmente imparcial y sin intereses particulares. Recordemos el reciente caso de Portugal, cuando en el 2011 la deuda soberana de aquel país se rebajó hasta la Ba2 (“calidad de crédito cuestionable”) lo que provocó una caída en la confianza financiera de este país y un grave deterioro de una ya maltrecha economía portuguesa. Moody’s fue entonces acusada de especular y denostada desde la UE.

¿Cuál es la importancia de las calificaciones de Moody’s?

Las mejores calificaciones se dirigen a países cuyas emisiones de deuda soberana son totalmente seguras, valorando la protección oficial en caso de quiebra así como de los derechos que el acreedor posee al comprar dicha deuda. Una rebaja de la calificación crediticia significa que la agencia de calificación considera que ese país ha aumentado el riesgo a que no pueda cubrir sus deuda y que no garantiza adecuadamente los posibles impagos que sucedan en el futuro.

La implicación es directa: caída de la confianza en el país, subidas de las primas de riesgo, y emisiones de deuda que deben colocarse a un interés más alto para que resulten más atractivas para los compradores. A largo plazo, puede conllver entonces un aumento de la deuda contraída por esos intereses.

España, por ejemplo, anda muy cerca del bono basura, sólo un escalón por encima, en el Baa3, con moderado riesgo de crédito y una “capacidad aceptable de reembolsar las obligaciones a corto plazo”.

¿Cuáles son las diferentes calificaciones a largo plazo que otorga Moody’s?

  • Aaa: “La más alta calidad, con el más pequeño grado de impago”.
  • Aa1, Aa2, Aa3: “la más alta calidad, con riesgo de crédito muy bajo a corto plazo pero su susceptibilidad a los riesgos a largo plazo parece un poco mayor”.
  • A1, A2, A3: “obligaciones de grado medio-alto, sujeto a “bajo riesgo crediticio” pero que tienen elementos actuales que sugieren una susceptibilidad de deterioro a largo plazo”
  • Baa1, Baa2, Baa3: “obligaciones moderado riesgo de crédito”. Se consideran de grado medio y como tal “elementos de protección pueden faltar o ser poco fiables característicamente”
  • Dentro del grado especulativo, considerado ya como “bonos basuras”…
    • Ba1, Ba2, Ba3: “obligaciones con calidad de crédito cuestionable”
    • B1, B2, B3: “obligaciones sujetas a especulaciones y “alto riesgo crediticio”, y  con la calidad de crédito en general, pobre”.
    • Caa1, Caa2, Caa3: “obligaciones con posición pobre y sujetas a un riesgo de crédito muy alto, y  con la calidad de crédito de extrema pobreza”.
    • Ca: “obligaciones altamente especulativas y están por lo general en incumplimiento con sus obligaciones de depósito”.
    • C: normalmente en concurso de acreedores y con bajo potencial de recuperación de principal e intereses.

Tags: , , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top