La figura del director comercial en la empresa

Director comercial

La experiencia y el buen hacer de un director comercial resultarán a la larga fundamentales para el devenir de cualquier empresa. Por algo es el máximo responsable del departamento comercial y debe tener un amplio conocimiento sobre las estructuras de ventas y marketing del mercado.

En muchas empresas se tiende a colocar en este puesto al comercial que más vende, lo que no quiere decir que sea el más cualificado para ser el director comercial de la empresa. Es cierto que debe tener una serie de habilidades innatas para la venta, sobre todo para aconsejar e incentivar al resto de comerciales, pero también ha de contar con experiencia suficiente, dotes comerciales, iniciativa y, especialmente, liderazgo.

Hoy en día hay diferentes cursos y másters para forjar al futuro director comercial. La Fundación CEU, por ejemplo, ofrece un Grado en Marketing y Dirección Comercial de UAOCEU para aquellos que quieran optar a este puesto. Esta fundación busca especialmente la excelencia académica y profesional de sus alumnos, innovando en sus cometidos y sus propuestas y formando en valores y virtudes humanas, algo en lo que algunas empresas no inciden precisamente.

En este sentido el liderazgo del director comercial debe reflejar algunos de estos valores y virtudes humanas. Porque como dice el dicho: «mandar no es dar órdenes, sino conseguir que tu equipo las cumpla». Un buen director comercial debe saber ejercer de líder y jefe comprendiendo a sus comerciales y trabajadores y asignándoles tareas y objetivos que puedan cumplir de acuerdo con sus experiencias y sus cualidades.

No todo el mundo puede por tanto ser un buen director comercial, a pesar de que en otras facetas de la empresa sea un experto consumado. Hay que tener buen olfato para las ventas y el marketing, saber perfectamente el cuándo y el cómo para lograr los mejores beneficios. Hay empresas que a pesar de tener muchas oportunidades, si no cuentan con un buen director comercial no lograrán los mejores resultados.

En resumen, las habilidades de un buen director comercial no son exclusivamente las de un buen vendedor. Hay que saber analizar y comprender el mercado, tener una base experimental fuerte y, sobre todo, ejercer una capacidad de liderazgo con la que pueda sacar de su equipo de trabajo todo el provecho.

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top