… Y ganó Obama

Barack Obama

Era de esperar. Por mucho que algunos se plantearan la posibilidad de que Romney llegara a la Casa Blanca, lo cierto es que en el fondo, todos creíamos que se prorrogaría la legislatura del actual presidente Obama cuatro años más como así ha sido finalmente.

Tanto es así que incluso los resultados electorales (que no populares) le han dado incluso más diferencia de la que realmente se esperaba, lo que ha permitido que el candidato republicano reconozca su derrota solo al día siguiente de las elecciones. Menos incertidumbres, pues. Y eso, como siempre, ha sido un bálsamo para las bolsas mundiales. Ya se sabe que, ante todo, las Bolsas odian las incertidumbres. Y sea para bien o para mal, al menos ya se sabe que no habrá ningún cambio drástico en las políticas actuales. Tiempo habrá de saber cómo se enfrentará Estados Unidos a la crisis económica actual y al agujero fiscal que se le viene encima.

A la hora actual las Bolsas de todo el mundo suben. El selectivo español aplaude la reelección de Obama con una subida del 0,80% mientras la prima de riesgo baja hasta los 422,1 puntos básicos.

Habrá ahora que analizar los beneficios y perjuicios que sus nuevos cuatros años de gobierno pueden acarrear a los diferentes sectores de la economía.

Sanidad, investigación y energías renovables seguramente se verán beneficiadas por Obama, más abierto a este tipo de campos. Además, Romney tenía previsto revisar todo el plan sanitario que había venido implantando el actual presidente. Las renovables, por su parte, tendrán más apoyos públicos con el presidente. Será el caso de Gamesa cuya compañía genera el 25% de sus ventas en aquel país. En estos momentos, esta compañía sube, tras las elecciones, un 2,15% en Bolsa.

Algunas constructoras también seguirán con lupa los próximos pasos en EEUU. Empresas como ACS o Ferrovial tienen grandes intereses en aquel país, máxime cuando con Obama al frente, EEUU ha aumentado la participación y colaboración de empresas privadas en el sector público.

Por último, estaría por ver las cotizaciones de los bancos con implantación allí, como el Santander, pues si bien Obama ha colaborado con el sector bancario en forma de rescates en los peores momentos, sin embargo, sus políticas de ayudas le han reportado numerosas críticas y ya se plantea darle más rigidez a la regulación de este sector con lo que podrían limitarse beneficios futuros.

Todos éstos son detalles que en el transcurso de los próximos días se irán valorando en los mercados. Pero de momento, lo cierto es que la victoria holgada de Barack Obama sí ha dado ese plus de seguridad y continuidad que hacía falta en estos momentos. No hubiera sido bueno para los tiempos actuales en Bolsa tener la incertidumbre de unos resultados ajustados y desconocidos durante varias semanas.

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top