El Sareb, ¿qué es y cómo funciona el Banco Malo?

Banco Malo Sareb

Probablemente, a estas alturas del año, con la situación económica actual, todos o casi todos habremos oido hablar del «Banco Malo», aunque seguramente no demasiados sabrán explicar qué es o en qué consiste, ni que relación tiene el Sareb.

Acostumbrados a términos populares en todos los ámbitos de nuestra vida decidimos bautizar como «Banco Malo» a una entidad que nacía con la pretensión de solventar uno de los problemas que acucia nuestro sistema económico: la falta de liquidez del sistema bancario y el aumento de la morosidad. Ese popularmente conocido como «Banco Malo» es, en realidad, el Sareb, su auténtico nombre oficial, acrónimo de «Sociedad de Gestión de Activos procedente de la Reestructuración Bancaria«, promulgado en un Real Decreto hace dos meses, en agosto, y que se aprobará en Consejo de Ministros el próximo 16 de noviembre de 2012. Su fecha de entrada en vigor se prevé para el 19 de noviembre, fecha en la que el Sareb estará activo.

Pero ¿qué es entonces el Sareb o «Banco Malo»?

Es una institución financiera de gestión que se hará cargo de los activos tóxicos de las entidades bancarias, activos que estarán formados por fondos de inversiones que en su momento se crearon sustentados en hipotecas o créditos de personas de baja solvencia y a los que en consecuencia, difícilmente les harán frente los propios bancos.

El Estado, por tanto, va a comprar todos esos créditos a los Bancos aunque para ello tendrá que afrontar ciertas pérdidas procedentes de la diferencia de valoración entre el valor contable bancario que tiene ese activo y el valor real de mercado, ahora muy por debajo del que hace unos años tenía. El Estado, y en último caso, los contribuyentes, en la parte que le corresponde, serán los que afronten esa minusvaloración del activo.

Se establece de este modo, diciéndolo en palabras sencillas, una especie de «fondo común» donde se depositarán todos esos activos (una buena parte de los cuales, serán de bienes inmuebles) que con casi total seguridad los bancos no podrán cobrar o realizar, liberando y por tanto ayudando a las entidades financieras en su solvencia a corto plazo.

La consecuencia de este tipo de actuación, y fin último del «Banco Malo» es evitar el colapso financiero de determinadas entidades bancarias, lo que perjudicaría enormemente el sistema crediticio español, facilitaría la liquidez y, al menos sobre el papel, facilitaría el acceso al crédito al ciudadano solvente de a pie.

El borrador del Decreto que se aprobará el 16 de noviembre recoge los aspectos de su constitución y funcionamiento:

  • El Estado tendrá una participación inferior al 50%, mientras que el resto estará en manos de inversores privados.
  • Los activos que recoja serán inmuebles adjudicados y créditos al promotor que sean problemáticos. Las participaciones de control en sociedades inmobiliarias y cualquiera otros activos que estén deteriorados y que puedan amenazar la solvencia de la entidad bancaria.
  • El máximo valor de activos que asumirá el Sareb será de entre 85.000 y 90.000 millones de euros., equivalente al precio de los activos, pero a su valor real actual, y no al valor contable que aparezca en libros.
  • Las Entidades que están obligadas a transferir activos al Sareb serán las nacionalizadas y las que necesiten de ayudas públicas, y será voluntario para las entidades «sanas».

Funcionamiento del «Banco Malo»

  • El Sareb emitirá capital por un equivalente al 10% del volumen de la financiación total necesaria.
  • Este capital deberá ser cubierto por inversores privados y el FROB.
  • El resto, el 90% de la financiación, se cubrirá con deuda avalada por el Estado.
  • El Estado, al tener menos del 50% del capital, no computará como deuda contable ese aval.
  • A cambio de los activos tóxicos los Bancos recibirán deuda emitida por el Sareb, que podrán descontar en el BCE, quien a cambio les proporcionará liquidez.

Funcionamiento del Banco Malo

Tags: , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top