Rebaja de calificación para los bancos españoles

standard and poors

Se veía venir. Ya son meses de incertidumbre los que vienen rodeando al sector bancario español. De rumores de rescates financieros, de necesidades de capital, de test de estrés, y de malestar generalizado de la economía española. La mecha se encendió definitivamente la semana pasada cuando la agencia de calificación de riesgos Standard&Poors rebajó el rating a la deuda española y quedó pendiente de revisar la de las principales entidades financieras de nuestro país.

Hoy se ha conocido que S&P ha rebajado la calificación a largo plazo de hasta once bancos españoles, aquéllos que mantenían una calificación superior a BBB-. Lógico, cuando es precisamente este valor el que ostenta actualmente la deuda soberana y no parecía normal que los bancos tuvieran un nivel superior. Entre éstos se encuentran BBVA, Caixabank, Santander, Banesto, Sabadell, el Popular y BFA-Bankia. Además, le rebaja la calificación a corto plazo a otras cuatro entidades financieras. Por su parte, esta rebaja afecta también a Santander Consumer, la filial de créditos al consumo de Banco Santander.

Las entidades que actualmente están en proceso de recapitalización o de ser reestructuradas van a ser evaluadas con posterioridad cuando éstas desvelen sus planes estratégicos futuros.

Tanto frente abierto indudablemente está pasando factura a la banca en Bolsa en un largo camino que se está haciendo muy duro para los inversores que han visto como el sector ha perdido cien mil millones de capitalización en Bolsa en los últimos cinco años.

Si hace unos días era el test de Oliver Wyman el que ponía la alerta sobre determinadas entidades, entre ellas Popular, la gran sorpresa, ahora se presenta esta rebaja de calificación y fechas claves como la del 23 de octubre, día en que finaliza el veto, probablemente, de la Comisión Nacinal del Mercado de Valores a las ventas a corto, lo que podría afectar sobre todo a las entidades medianas cotizadas.

Por último, estaremos pendientes de los detalles que vayas saliendo acerca del Banco Malo cuyas funciones podrían empujar a la baja los precios de la vivienda aún más, perjudicando a entidades con alta exposición en activos inmobiliarios.

Entidades como Banco Popular o Bankia ya están viendo como su cotización ha caído en picado en las últimas dos semanas con pérdidas de casi un 25% para el Popular y de casi un 23% para Bankia. Sólo Santander, en el transcurso del año, ha recuperado posiciones en Bolsa.

Con estas condiciones, parece una buena opción mantenerse apartado momentaneamente de estos valores, pendientes de próximas noticias.

Tags: , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top