¿Qué pasa con las hipotecas si salimos del euro?

billetes

Vaya por delante que no considero nada probable que España ni ningún otro país salga del euro, sea cual sea la decisión política que se tome sobre la reestructuración de la eurozona. Ahora bien, ante dicha perspectiva se están diciendo muchas cosas respecto a lo que sucedería con las deudas en España, en particular, dejando al margen las deudas externas, es importante considerar qué sucedería con las hipotecas en un escenario de este tipo.

En caso de que ocurriese, el proceso sería en dos fases: en una primera se fijaría un momento y un tipo de cambio para el cambio de euro a la nueva moneda. Por ejemplo. Se fijaría el 1 de enero de 2012 como fecha de cambio y un tipo de cambio que podría ser 100, para simplificar. Entonces las deudas hipotecarias pasarían a valer, lo que resultara de dicha conversión, así, quien debiera 150.000 € pasaría a deber 15.000.000 nuevas pesetas. Y ese cambio permanecería fijo independientemente de que la nueva peseta se devaluase respecto al euro lo que se devaluase en los siguientes meses.

Como hay cálculos que establecen que la peseta se devaluaría un 50% o 60% en cuestión de semanas si la eurozona se rompiera entonces lo que ocurriría es que la deuda, al permanecer estable, se devaluaría igualmente en esa cantidad. Así pues si los ingresos y los precios aumentaran un 50% o 60% para acomodarse a la nueva peseta devaluada resultaría que pagar la hipoteca nos resultaría mucho más fácil.

¿Cómo sabemos esto? Por dos motivos fundamentales:

  1. Porque la devaluación de la peseta en los mercados solo podría darse en el momento en que la nueva peseta cotizase libremente, aunque fuera un minuto después, pero nunca antes ni al mismo tiempo que la conversión legal de deudas, salarios, rentas, depósitos, etc.
  2. Porque el mecanismo de conversión a la nueva moneda está legalmente previsto, precisamente por la misma ley que rigió el cambio de la peseta al euro y no existe ninguna nueva ley al respecto ni se ha derogado la existente, de modo que si se cambiase ahora otra vez de euro a peseta se aplicaría la misma.

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top