Influencia de la política exterior en la Bolsa

La política exterior afecta a la vida de las empresas. En España, parte de esta política corresponde a la Unión Europea (UE), a la que España tuvo que transferir determinadas competencias cuando se adhirió a la entonces Comunidad Europea en 1986.

Europa, por tanto, determina muchas cosas. Sus regulaciones afectan a las compañías españolas, lo mismo que su política de competencia. Pero también lo hacen las negociaciones internacionales en las que la UE actúa como una unidad con plenos poderes en lugar de hacerlo cada uno de sus miembros de forma individual.

Por ejemplo, los representantes comunitarios son quienes se sientan en la mesa de negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y lo que firmen es de obligado cumplimiento para todos los estados miembros de la UE, aunque a unos les perjudique y a otros les beneficie.

Es el caso de la cumbre que la OMC celebró en Cancún en 2003. Los países en desarrollo acudieron a la localidad mexicana con varios propósitos, entre ellos abrir los mercados europeo y estadounidense a sus exportaciones de azúcar.

Sin embargo, la UE, que regula este mercado dentro del marco de la política agrícola común (PAC), había definido un marco para la Organización Común de Mercado del azúcar que no tenía previsto reformar hasta 2006.

Si en Cancún cambiaban las cosas, esa reforma tendría que acelerarse cuando los planes de las empresas del sector estaban establecidos con la referencia de 2006 como guía. Esto afectaba en España, dentro de las empresas cotizadas, a Ebro Puleva, una de cuyas líneas de negocio es la producción de azúcar. Por este motivo, cuando terminó la cumbre de Cancún, sin cambios en el escenario previsto para el sector azucarero, la compañía española empezó a subir en Bolsa.

Foto Vía: Galería de Huerta Agroecológica Comunitaria «Cantarranas»

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top