El aumento de los precios industriales

industria

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística publicados para el segundo trimestre de 2011 los precios industriales se han incrementado un 7,4% en términos interanuales.

Llama la atención la cifra ya que, hallándonos más cerca de la recesión que de otra cosa y con la inflación por los suelos (incluso se ha temido la deflación) las ventas a la baja y la capacidad de compra en mínimos, el incremento es altísimo. El fenómeno no es puntual, son veinte meses seguidos de ascenso en los precios.

La explicación a este fenómeno está en el importante encarecimiento de la energía y algunas materias primas. Así, por ejemplo, la energía ha subido un 17,8% interanual, ocasionada especialmente por el encarecimiento del petróleo que sigue siendo el recurso básico para la generación de energía. Una cifra que por fuerza tiene que repercutir en los precios ya que afecta tanto a la producción como al transporte de bienes. Entre otras subidas destacadas también hallamos los productos basados en el hierro y, todavía más, en los metales preciosos.

En cambio estos aumentos no se han trasladado a los bienes de equipo ni a los de consumo duradero o no duradero que han aumentado a razón del 1,3% y 3,1%. Esto implica que los fabricantes no pueden trasladar los incrementos a los productos finales por la incapacidad de los consumidores de asumir los aumentos de precio. Lógicamente la alternativa está en dos cosas: reducir márgenes de beneficio en la empresa y recortar otros gastos. Esto se acaba haciendo por el lado del empleo y los salarios y nos anticipa algo: la salida a esta crisis difícilmente va a venir por el lado del consumo privado ya que los costes de producción vinculados a la energía y las materias primas van a seguir aumentando incluso en un escenario de bajo consumo.

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top