Las malas expectativas encarecen la deuda corporativa mundial

Aun cuando estamos acostumbrándonos a leer mucha información sobre la deuda soberana, el diferencial del bono y las posibles bancarrotas estatales, lo cierto es que el problema de fondo tomado en cuantía total no es la deuda pública sino la privada que sigue superándola ampliamente.

Ya hemos comentado que el problema de la prima de riesgo no es exclusivo de las administraciones sino que se transmite al sector privado encareciendo su propia financiación. En este sentido las últimas noticias que tenemos indican que la deuda corporativa a nivel mundial ha alcanzado de nuevo los máximos que tuvo en el 2009. En concreto los costes de financiación han subido como media más de un 45% desde Abril.

Lógicamente este dato se debe a que ha regresado la aversión al riesgo y a que los bancos están restringiendo y encareciendo el crédito aun más. Las malas noticias respecto a la economía europea y peores respecto a la americana hacen prever que se entre en una segunda recesión a corto plazo.

Dos elementos confluyen para preparar este peligroso cóctel: Por un lado los bancos se encuentran amenazados por la posibilidad de una mora generalizada (seguramente pactada) de una parte de los créditos que tienen concedidos a las diferentes administraciones públicas en todo el mundo, lo que hace que deban prever reservas a tal efecto. Por otro lado resulta que la posible contracción económica revertiría en un ascenso de la mora del sector privado (que ya está en máximos) con la que, hasta hace una o dos semanas, no se contaba.

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top