Las subidas navideñas

Una de las variantes que ofrece el maquillaje de carteras, que supone también una anomalía de calendario, es el movimiento que se conoce como rally de Navidad. Ocurre en diciembre y se caracteriza porque este mes también es de aquéllos en los que tradicionalmente sube la Bolsa.

La razón que se ha ofrecido siempre para explicar este hecho reside en que los inversores profesionales aprovechan las últimas sesiones del año para arreglar en la medida de lo posible sus carteras de inversión, mediante operaciones que tienden a elevar las cotizaciones de las acciones y, por tanto, mejorar la rentabilidad de las inversiones o reducir sus pérdidas.

En los últimos años, sin embargo, ha empezado a aflorar una nueva explicación para la subida de los precios de las acciones en los días previos a las fiestas navideñas. Algunos estudiosos han empezado a identificar este comportamiento con el adelanto del efecto enero.

Desde esta óptica, como los inversores profesionales saben que en el primer mes del año la Bolsa sube de manera habitual, adelantan sus compras de títulos para conseguirlos a mejor precio y estar en una posición más ventajosa para explotar esa anomalía del calendario.

Las pruebas de que este efecto navideño existe son múltiples. Por ejemplo, el mes de diciembre de 2000 fue alcista a pesar de que ya había estallado la burbuja de las tecnológicas y el mercado de valores ya había entrado en caída libre. Los dos siguientes años fueron excepcionales, por razones tan claras como justificadas.

En 2001, la Bolsa había experimentado una subida casi vertical desde los mínimos alcanzados el 27 de septiembre, tras el desplome de las cotizaciones que siguió a los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York.

En 2002, en cambio, las cotizaciones habían retomado la senda alcista y, al llegar diciembre, desandaron parte del camino recorrido ante la creciente fuerza con que redoblaban los tambores de guerra mientras Estados Unidos se preparaba para atacar Irak.

Foto Vía: Laffy4k

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top