Crecimiento económico y empleo

crack del 29

En España es un lugar común efectuar el cálculo del crecimiento del empleo esperado según cual sea el crecimiento económico. Aun cuando hay diversos cálculos más o menos confluyentes se da por cierto que la economía española no crea empleo si no crece por lo menos a un ritmo de 2,3% o 2,5% de PIB anual. Con esos datos se suele extrapolar la previsión de empleo o paro. En el momento actual una de las grandes preocupaciones es que, incluso en las hipótesis más optimistas, no se espera un crecimiento de esa magnitud en los próximos años.

La razón última para que esto sea así, al contrario de lo que podría parecer, no es nada malo sino algo positivo: el crecimiento de la productividad. Según mejor la tecnología, la formación de los trabajadores (de cualquier nivel) y la organización logística en un sector económico este necesita menos factores productivos para aumentar o mantener la producción total y el empleo es uno más de esos factores, lo mismo que la electricidad, materias primas o equipo. Cuando la tecnología se abarata y mejora se producen siempre cambios en los ciclos económicos.

Este fenómeno no es nada novedoso: Los grandes cambios en las estructuras productivas han generado siempre déficits masivos de empleo al convertir a buena parte de la población ocupada en excedentaria, incluso aumentando muchísimo la produccción (no digamos ya si esta solo se mantiene o bien se reduce) los conflictos sociales en los dos últimos siglos, las dos guerras mundiales con sus millones de muertos o un fenómeno que suele obviarse como es la emigración de unos setenta millones de europeos a América no podrían explicarse sin la primera y segunda revolución industrial.

El desafío para los próximos años pues, no es el crecimiento económico en sí mismo, sino el hecho de hallar una solución a este problema en un momento en que la globalización hace imposible la solución migratoria (ya no hay continentes semidespoblados) y la guerra muy indeseable. De otro lado el aumento masivo de la producción para mantener ciertos niveles de ocupación queda imposibilitado por la creciente escasez de las materias primas.

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top