La beta de las acciones

El conocimiento de las características del ciclo económico español es muy importante para la Bolsa, puesto que, según la fase de la recuperación en que se encuentre la economía, los inversores profesionales se decantarán por unas u otras empresas.

Cuando intuyen que a la desaceleración o a la crisis le queda poco tiempo de vida, sus apuestas se centran en los valores cuya evolución se encuentra más estrechamente ligada con la del ciclo. Son las acciones relacionadas con el turismo, la siderurgia, la química, la banca, etc.

En esta fase también es habitual que los inversores institucionales den más peso en sus carteras a las acciones con beta más alta, esto es, aquéllas que en las etapas alcistas del pasado han subido más que la Bolsa.

En este punto, conviene señalar que una beta de 1 significa que la acción de la empresa varía el mismo porcentaje que el Ibex 35 o el índice general de la Bolsa de Madrid, según qué referencia se tome; una beta mayor que 1 implica que la acción se moverá en la misma dirección que el índice y subirá o bajará más que él; cuando es menor que 1, supone que el título subirá o bajará menos que el índice de referencia, pero siempre en la misma dirección que él; y si la beta es negativa, la acción y el índice van en direcciones contrarias.

La espectacular subida de Telefónica entre finales del año 2003 y principios de 2004 se debió, en parte, a esta razón: en aquellos momentos, la operadora que preside César Alierta tenía una de las betas más altas del Ibex 35.

Con la beta, de todas formas, hay que tener ciertas precauciones, ya que el comportamiento pasado de una acción, a partir del cual se calcula esa beta, no implica que vaya a repetirse en el futuro porque pueden haber variado factores importantes en la determinación de ese cálculo.

Foto Vía: PROhumana

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top