Cambios de tendencia repentinos

avion Iberia

A pesar de que la información privilegiada, como su propio nombre indica, está restringida a los pocos que la conocen, los inversores particulares pueden darse cuenta de que ocurre algo anormal en el parqué y defenderse.

En este sentido, el análisis técnico puede ser una buena ayuda porque la observación del movimiento de los precios puede dar la señal de compra o venta. Desde esta óptica, uno de los síntomas de que alguien puede estar operando en Bolsa con informaciones que aún no se han hecho públicas se encuentra en el cambio de tendencia que experimenta una acción, sin causa aparente que lo justifique.

En noviembre de 2003, las acciones de Iberia se encontraban en lo que los analistas técnicos llaman un movimiento lateral, esto es, pequeñas subidas y bajadas en torno a una cotización determinada, en este caso los 1,86 euros. A medida que se acercaba el fin de mes, las acciones de la aerolínea empezaron a mostrar signos de debilidad. Todo apuntaba a que se aproximaba una corrección en el precio, es decir, una bajada del mismo.

Sin embargo, todo cambió de golpe, cuando, de repente, sin que nadie lo esperase, empezaron a entrar en el mercado órdenes de compra que dieron alas a la cotización de la empresa hasta el punto de que rompió la barrera de los dos euros, contra la que se había estrellado en ocasiones anteriores.

Pocos días después de que empezara este movimiento, en concreto el 25 de noviembre, Iberia y British Airways anunciaban un acuerdo de integración como respuesta a la fusión de Air France y KLM. Alguien debía de saberlo con un poco de antelación y empezó a comprar títulos antes de que se publicara la noticia. Igualmente, en los casos en que puede haber una OPA detrás de todo se corre el riesgo de que se repitan este tipo de acontecimientos.

Foto Vía: Deanster 1983

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top