El banco internacional de pagos

Estamos acostumbrados a leer datos que nos informan sobre temas tan importantes como la deuda pública de los países, la deuda privada de empresas o instituciones financieras. Sabemos, por ejemplo que la mayor parte de la deuda griega la tienen bancos alemanes y franceses y que, por lo tanto, son estos los más afectados por una posible suspensión de pagos griega. Sabemos los volúmenes de emisiones de bonos en Europa o las compras de deuda pública americana por parte del tesoro de la República Popular China. ¿De donde provienen todos estos datos? ¿Qué fiabilidad tienen?

Estos datos son conocidos por el Banco Internacional de Pagos, una entidad con sede en Basilea y dos subsedes en Hong Kong y en México D.F. Aunque tiene una larga historia y fue creado para asegurar las reparaciones de guerra después de la Primera Guerra Mundial lo cierto es que desde la primera conferencia de Brentton Woods en 1944 ha venido funcionando como una especie de Banco Central de los bancos centrales. No obstante solo 55 bancos centrales del mundo son miembros, aunque son los principales.

En teoría este banco, el Banco Internacional de Pagos, sirve para asegurar la máxima transparencia en las políticas monetarias de los países que son miembros, ya que, de no conocerse datos como los anteriormente enunciados u otros más importantes incluso (como puede ser el de las reservas que poseen los bancos de cada país). Su principal función es asegurar los coeficientes de capital mínimo según un coeficiente entre capital y activos. Además de esto, se trata de unificar, en la medida de lo posible, los criterios que se utilizan en cada nación, a pesar de que cada país tiene soberanía plena en cuanto a política monetaria. Así, aunque los bancos o países pudieran crear dinero sin límite alguno en un país, no pueden hacerlo sin el conocimiento del Banco Internacional de Pagos. Sin este instrumento las crisis monetarias, al no existir el patrón oro, no solo serían más graves sino que resultaría literalmente imposible conocer el alcance de las mismas.

Tags:





Top