El tarot de los inversores

Los inversores están buscando constantemente una especie de oráculo, de piedra filosofal, que les permita saber cómo se va a comportar en el futuro el mercado de valores.

Este conocimiento, aunque sea imperfecto, reduce el grado de riesgo de la inversión bursátil en un momento determinado, lo que ya es conseguir mucho, y puede deparar ganancias mayores o pérdidas más reducidas.

Por ello, los estudiosos de la Bolsa han buceado en las estadísticas en pos de esa sabiduría y han encontrado algunas relaciones que se repiten a lo largo del tiempo.

En ese afán investigador, una de las cosas con las que se han topado los investigadores de la Bolsa es con una especie de cabañuelas del mercado. Las cabañuelas constituyen un método antiguo y nada científico del mundo rural para anticipar la meteorología del año.

Básicamente, consiste en observar el tiempo durante unas fechas determinadas, distintas según de qué parte de España se trate. Hay regiones que utilizan los primeros días de febrero, otras, los de agosto, etc. Pues bien, el mercado de valores también tiene sus cabañuelas para el conjunto del ejercicio, a partir de lo que ocurra en las primeras sesiones del año.

Uno de los hallazgos de quienes diseccionan las estadísticas del mercado de valores es una curiosa relación entre el comportamiento de la Bolsa en las cinco primeras sesiones del año y su evolución en el conjunto del ejercicio.

Su formulación es sencilla: si el conjunto de los cinco primeros días hábiles de contratación se cierra con ganancias respecto a la última sesión de diciembre, entonces el ejercicio terminará con subidas en relación al año anterior.

La prueba que aportan es que, desde 1950, en 28 de las 33 ocasiones en que ese periodo ha sido alcista, los índices bursátiles han concluido el año con ganancias. El estudio se ha hecho para el parqué neoyorquino, pero sus conclusiones, hoy por hoy, se pueden extrapolar al 100% al español, dado el elevado grado de interrelación existente entre ambos.

Foto Vía: Paloma.cl

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top