Cómo invertir en divisas

La inversión en divisas extranjeras no es una opción de las más sencillas para ganar dinero ya que realmente es bastante difícil prever con acierto las oscilaciones de valor en las mismas. No obstante si se desea es posible intentarlo y ganar bastante dinero.

Una de las ventajas es no tener que pagar comisiones, existe, eso sí, una diferencia pequeña de valor cuando se compra y cuando se vende que es el margen de beneficio que el operador que hayamos elegido se queda. El FOREX (foreing exchange market) es el mayor mercado de inversión mundial y el que mueve más dinero cada día, superando, por ejemplo, a la bolsa o los mercados de materias primas. Además funciona las 24 horas del día y es de fácil acceso por internet.

La monedas se cotizan en pares, esto es, valor de una respecto a otra, el ejemplo más común estaría en la cotización dolar-euro, el forex permite la especulación tanto al alza como a la baja, ya que podemos contar con un saldo en diversas monedas que es posible ir comprando y vendiendo según creamos que una moneda va a revalorizarse o a bajar respecto a otra. Existen bastantes compañías que intermedian en este mercado y ofrecen diferentes opciones, por ejemplo es posible reservar un margen de garantía que no puede perderse, también es posible que las compras y ventas se realicen automáticamente a partir de determinados niveles. Todo esto hace que, incluso con una inversión desafortunada, no pueda perderse una cantidad muy importante de dinero.

Para arriesgarnos a este tipo de inversión debemos tener claro que lo mejor es operar rápido, no es una inversión para el largo plazo, el valor de una moneda depende de muchos factores sobre los que, en principio, no tenemos demasiada información: cambios de política económica, deuda pública, tipos de interés, etc. Al margen de hechos azarosos como una catástrofe natural que puedan afectar al país con cuya moneda estamos especulando, cosa que ha sucedido recientemente en Japón. Por otro lado es necesario tener ciertos conocimientos respecto a la moneda elegida, por ejemplo saber que el yuan chino no fluctúa de modo totalmente libre sino regulado por el estado chino.

Tags: , , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top