El Nasdaq y otros segundos mercados

Nasdaq

Un segundo mercado es un mercado no organizado, ni oficial, que suele ser paralelo a un mercado que sí es oficial. Los pioneros de segundo mercado fueron los norteamericanos, que en el año 1950 crearon el Over the Counter (a través del mostrador), que se conoce también por sus siglas OTC. Normalmente, en estos mercados se pueden realizar operaciones con más flexibilidad y discreción que en los mercados oficiales.

El segundo mercado más conocido es el Nasdaq, también de estados Unidos (National Association of Seccurity Dealers Automated Quotations, en español, Asociación Nacional de Agentes Operadores de Acciones según Cotizaciones Automáticas).

El Nasdaq funciona fuera de las Bolsas de valores y de forma electrónica, en base a un ordenador central situado en Connecticut. Los intermediarios financieros operan a través de sus ordenadores, que se encuentran conectados al citado ordenador central. En la actualidad, el Nasdaq es el segundo mercado más importante del mundo, detrás del de Wall Street.

Asimismo, existen segundos mercados en la mayoría de países. Se caracterizan por tener unas exigencias inferiores, que posibilitan la incorporación en la Bolsa de empresas que no pueden acudir a la cotización oficial.

En el caso de España, el segundo mercado, existente desde 1982 en la Bolsa de Barcelona y desde 1986 en la Bolsa de Madrid, es un mercado especial para las pequeñas y medianas empresas.

Las ventajas de cotizar en el segundo mercado para una sociedad son múltiples. En primer lugar, se facilita la mayor liquidez de los títulos de la empresa (esta liquidez se proporciona, en el caso de que no exista comprador, a través de la obligación que tienen las sociedades de contrapartida de mantener posiciones de verano).

Asimismo, el segundo mercado permite obtener un precio objetivo y público para las acciones de la empresa; posibilita la ampliación del número de accionistas; aumenta el prestigio de la sociedad; proporciona publicidad gratuita; y supone una forma de acceder a la Bolsa con unos costes mucho menores que los de la cotización oficial.

Foto Vía: bfishadow

Tags: , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top