La contratación de títulos en corros

Corros de Bolsa

En España, la contratación bursátil puede hacerse con diversos sistemas de contratación, siendo el de corros uno de los más habituales. En este sistema, el precio se forma en una zona a la que sólo tienen acceso los representantes de las sociedades y las agencias de valores. Esta zona, que se ubica en el recinto de la Bolsa, se denomina parqué.

En el parqué se forman los corros integrados por agentes o sus representantes. Asimismo, los corros dedican un determinado plazo de tiempo a cada valor o grupo de valores; y en ellos suelen estar situados los llamados banderilleros, que son personas situadas en la barandilla del parqué y que están interesadas en la marcha de las negociaciones que allí se hacen.

En el mercado de corros, la contratación se efectúa de viva voz, como en una subasta. Cada participante en el corro lleva órdenes de un determinado valor, y lo vocea anunciando precio y cantidad de títulos que está dispuesto a comprar o vender.

Si no hay contrapartida, puede aumentar el precio, si desea comprar, o reducirlo si lo que quiere es vender. Si alguien responde “doy” o “tomo” significa que se puede llegar a un acuerdo. El “doy” quiere decir que alguien está dispuesto a vender, y el “tomo”, que está dispuesto a comprar al precio que se ha voceado previamente. Si el que vocea no manifiesta cantidad, el que da respuesta podrá decidirla. Por tanto, no señalar cantidad supone que el comprador o vendedor no pone límite.

Si alguien vocea “doy” a un precio más bajo, anula la oferta anterior; si la voz es de “tomo” a un precio más alto, quedan anuladas las demandas a precio menor. En ningún caso pueden manifestarse posiciones de compra a precio más bajo, ni de venta a precio más alto que el último hecho público.

Las voces de “doy” o “tomo” en el mismo sentido que las manifestadas, significan que hay más vendedores o más compradores, respectivamente, al precio propuesto; mientras que las voces manifestadas como contrapartida de las manifiestas deben ir acompañadas de la expresión de la cantidad de títulos que se desean comprar o vender.

Foto Vía: Department for Communities and Local Government

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top