Los diferentes tipos de ampliación de capital

ampliacion de capital

Existen diversos tipos de ampliaciones de capital. En primer lugar, pueden ser a la par (es decir, las nuevas acciones se emiten por su valor nominal).

También pueden ser a la par liberadas (el accionista no tiene que pagar cantidad alguna, ya que son una retribución gratuita por parte de la empresa, que realiza la ampliación con cargo a sus reservas).

La tercera opción es hacer ampliaciones de capital a la par parcialmente liberadas (el inversor tiene que desembolsar sólo una parte de su valor facial).

En último lugar aparecen las ampliaciones a la par con prima de emisión (en cuyo caso el inversor deberá desembolsar el valor nominal de la acción más una cantidad adicional en metálico).

Los derechos se pueden ejecutar para suscribir nuevas acciones, o se pueden vender en el mercado a otros accionistas que los necesiten, o bien a inversores no accionistas que deseen suscribir la ampliación de capital.

Además, las empresas pueden recurrir a la Bolsa para vender inicialmente sus acciones a la mayor parte de los inversores mediante las llamadas Ofertas Públicas de Venta de Acciones (OPV).

Por otra parte, la Bolsa cumple una función de termómetro de la economía. En este sentido, los movimientos de las cotizaciones y de los índices resultan muy sensibles a la situación económica y, sobre todo, a las previsiones existentes sobre el comportamiento futuro de la economía y las empresas.

Pero la faceta más conocida de la Bolsa es la de mercado de títulos de renta variable o de acciones. La denominación ‘renta variable’ responde a que las acciones, en cuanto partes del capital de la empresa, no obtienen retribución fija, puesto que depende de los beneficios obtenidos por la compañía en cada ejercicio.

Foto Vía: pfala

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top