El costo de capital de una empresa

moneda-dinero

El costo de capital de las empresas es un punto muy interesante de analizar, tanto por los empresarios o managements como por los inversores y acreedores de un empresa. Este análisis del costo de capital de una empresa nos podrá decir cual es el costo de financiamiento de la empresa actualmente, y a partir de allí estipular costos futuros de la empresa y en que porcentaje se encuentra apalancada.

Entre los puntos a considerar para realizar este análisis debemos tener presente:

  • Costo de la deuda con terceros: que son aquellos préstamos que se solicitan. Es decir analizar el rubro de Acreedores de la firma.
  • Costo de la deuda con los accionistas de la empresa. Aquí se debe tener presente si la empresa cotiza en bolsa o no. Si lo hace existe la fórmula de Hamada para su cálculo. De lo contrario bastará con analizar el costo de oportunidad del inversor.


Costo del capital con terceros

Para descubrir cuál es el verdadero costo de capital con terceros, debemos hallar la TIR del préstamo, y así obtendremos la tasa real del costo. Recordemos que suele cumplirse la siguiente regla: a mayor financiación con terceros, mayor es el costo del crédito. De alguna forma los acreedores soportan el riesgo de la empresa.

Dentro de las consideraciones que se deben tener presentes al analizar el costo de capital de una empresa aparece el costo de capital de las acciones preferidas, un instrumento que como habíamos analizado previamente, es uno de los considerados híbridos, ya que es una combinación entre acciones ordinarias y bonos.

El cálculo de este es idéntico al de la acción ordinaria y consiste en dividir los dividendos otorgados sobre el precio de mercado de la acción.

Ejemplo: si se han repartido dividendos por 1 euro por cada acción (cuyo precio es de 15 euros), el costo de la acción sería:  1/16, dando como resultado 6.25 por ciento.

Ahora una forma sencilla de calcular el costo de capital de una empresa, por parte de sus accionistas, es incurriendo en el costo de oportunidad, que es la mejor alternativa desechada por el inversor por haber invertido en la empresa.

Ejemplo: un inversor cuenta con mil euros y tiene dos alternativas de inversión, la primera es un depósito bancario a plazo que rinde un 5 por ciento anual. La segunda alternativa es colocarlo en una empresa, es decir invertir en la empresa por medio de acciones. El inversor se decide por la segunda opción.

El costo de oportunidad del capital invertido en la empresa, es del 5 por ciento que es la rentabilidad o alternativa desechada por el inversor.

Esto es un concepto clave en la estructura financiera de una empresa y cuyo cálculo no es muy complejo de realizar.

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top