Las amenazas de la rentabilidad de una empresa

entorno-empresas

Las empresas no se encuentran operando solas en el mercado, incluso en aquellas industrias monopólicas donde existe un solo vendedor de un producto o servicio, existe un entorno que afecta a la evolución de la empresa.

A menudo hay ciertos factores en el ambiente externo de una empresa que plantean una amenaza para su rentabilidad y posición del mercado, como ser el desarrollo de nuevas tecnologías, la introducción de nuevos productos sustitutos o con mayor valor agregado, nuevas regulaciones fiscales, entre otros.

Es posible que las amenazas externas no presenten nada más que un simple grado moderado de adversidad a la que, como decíamos, todas las empresas se deben enfrentar.

En algunas situaciones inclusive no tendrán la gravedad suficiente para ser consideradas como amenazas verdaderas, pero siempre es recomendable analizarlas.

La labor de la administración de una empresa, es identificar las amenazas para el bienestar futuro de la compañía y evaluar cuales son las acciones estratégicas que se pueden emprender con el fin de neutralizar o disminuir su impacto.

Para esto el análisis FODA es algo más que un simple ejercicio de preparación, integrado por cuatro puntos o cuadrantes. La parte importante del análisis implica la evaluación de las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de una organización y se debe llegar a conclusiones sobre:

  1. cómo desplegar mejor los recursos en vista de la situación interna y externa de la empresa;
  2. cómo desarrollar su futura base de recursos.
La pregunta más compleja que surge luego de todo esto es: ¿a cuáles oportunidades se les debe otorgar mayor prioridad en cuanto a la asignación de recursos?
Esta pregunta variará en función de cada caso en particular y de cada administrador en si.
El ajuste de la estrategia a seguir implica:
  • la búsqueda de oportunidades de mercado adecuadas para las capacidades y recursos de la empresa; y
  • el desarrollo de una base de recursos que sirva para proteger a la empresa de las amenazas externas.

Algunas amenazas, a forma de ejemplo, son:

  • el probable ingreso de competidores potenciales,
  • desarrollo de nuevos productos sustitutos,
  • cambios demográficos adversos,
  • regulaciones impositivas y legales que afecten a la empresa,
  • crecimiento del mercado nulo o estancado,
  • cambios adversos en las tasas de cambio de las principales divisas que afecten a los mercados en los que participe la empresa,
  • cambios en los gustos, preferencias o tendencias de consumo,
  • cambios en las políticas internas y externas que puedan afectar directa o indirectamente a la empresa.
Estas son solo algunas de las tantas amenazas a las que se enfrentan todas las empresas.
Foto Vía JJCM

Tags: , , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top