La economía de España ¿en una trampa mortal?

stiglitz

La economía de España podría estar frente a una trampa mortal, según lo comentado por el Premio Nobel en Economía, Josep Stiglitz, en su último libro Free Fall (Caída Libre). Esta trampa mortal, se debería a la poca respuesta de la economía ante los resultados económicos y la especulación de los inversores buitres para con una economía cada vez más golpeada.

La economía de España se encuentra sin respuestas ante los problemas sociales existentes, siendo además un problema que cada vez puede empeorar en mayor sentido. Esto, para Stiglitz, es muy similar a lo que ocurrió en Argentina y que condujo a la crisis Argentina en el 2001, con corralito bancario previo.

La crisis de Argentina del 2001, hace ya casi una década de ello, tuvo un aspecto similar: Argentina era incapaz de generar empleo por haber destruido su industria interna con un tipo de cambio irreal (1 dólar estadounidense igual a 1 peso argentino). Esta política mantenida durante la década de los noventa, hizo que la Argentina no solo se quedara sin producción interna, las importaciones eran superiores a las exportaciones, sino que se tuvo que endeudar para respaldar ese tipo de cambio.

La Argentina debió declararse en default económico, es decir que no podía pagar sus deudas. Ante esta situación aquellos inversores que habían adquirido bonos del estado argentino se vieron desesperados y vendieron sus títulos a los fondos buitres a un precio muy inferior al pagado. Hoy día estos fondos buitres, mediante acciones legales, se encuentran cobrando sus bonos con un interés del 101 por ciento.

Los inversores especuladores aún no han atacado a España, según el célebre economista, pero puede ser cuestión de tiempo, más aún con la rebaja de la nota sufrida esta semana que ya habíamos comentado, días atrás en «Crece el riesgo país de España«.

Las soluciones buscadas por el gobierno de recortar el gasto presupuestario o elevar los impuestos no tendrán mayor efecto y serán casi inútiles. Si a España y a Grecia se les hubiera permitido devaluar sus monedas (algo ya sugerido por el economista Paul Krugman en el «euro como opción prematura«), hubieran podido reducir sus déficits comerciales, para luego ajustar toda la economía.

En Argentina, una vez perdido la paridad cambiaria por un dólar más competitivo, los resultados fueron casi mágicos, pero ni Grecia ni España tienen esa posibilidad por encontrarse con el tipo fijo del euro.

El economista tiene una visión sombría para la moneda comunitaria: le falta el apoyo institucional necesario, como así tambien ajustar políticas internas.

Foto Vía: Flickr – World Economic Forum

Tags: , , , , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top