Actualidad de las pensiones y jubilaciones en España

La economía española busca consolidar su diminuto crecimiento económico que está teniendo durante los últimos tiempos, pese a que varios analistas (con o sin influencia política de por medio) aseguran que es un crecimiento sin sustento real y por lo tanto decaerá nuevamente.

Por su parte, el gobierno busca estabilizar la situación que no se le incurre en nada sencillo, ya que por un lado tiene que luchar con la aprobación del Presupuesto para el año que viene, el cual incluye un recorte de casi el 8 por ciento, aunque las áreas básicas son las menos afectadas, en palabras del ejecutivo.

Por otro lado debe conseguir el visto bueno de las entidades internacionales y los inversores estabilizando los mercados, y para ello debe aplicar medidas económicas poco populares, como la congelación de las pensiones.

La aseguradora AXA ha realizado una encuesta en 26 países sobre la extensión de la edad jubilatoria, siendo España el país más reacio a tal medida, que el ejecutivo tiene en planes de acción. Solo un 9 por ciento acepta tal medida, mientras que 3 de cada 4 personas prefieren pagar más impuestos antes que trabajar más años.

Esta medida económica tiene aspectos positivos, como reducir el gasto social en el pago de jubilaciones y así ir saneando las arcas estatales, aunque cuenta con grandes desventajas ya que al ampliar el mercado laboral el valor de la mano de obra tiende a bajar y además excluye a quienes se están incorporando al mercado laboral.

La otra cuestión de fondo es la congelación del pago de pensiones, el cual el gobierno argumenta que lo hará durante el año que viene por una cuestión de coherencia y sustento económico. Mientras que Josep Durán (portavoz del CiU) reclama al gobierno que desista de tal cuestión.

Para Zapatero es el plan de austeridad, impulsado por el Ministerio de Economía del país, el que determinará las revalorizaciones de las pensiones en un futuro.

La confianza de los inversores en España va encontrando estabilidad entre los 174 y los 180 puntos de prima de riesgo (diferencia entre el interés pagado por los bonos alemanes y los bonos españoles), mientras que la prima de riesgo de Irlanda y Grecia se ubican en 380 y 950 puntos respectivamente.

Esta prima de riesgo nos permite obtener un rápido panorama de la confianza de los mercados en cada economía. Un dato a capitalizar es la estabilidad del bono español mencionada anteriormente, cosa que no podemos decir de Grecia que aún padece los efectos de su crisis económica.

Tags: , , , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top