Tres errores frecuentes que se cometen en las empresas

gestion-empresas

La gestión de emprendimientos comerciales, es decir de empresas, no es sencillo, sino que por el contrario es una de las actividades más complejas que existe. A veces lo que parece una simple decisión a tomar, puede derivar en un crecimiento exponencial de la firma, o en la liquidación total de la empresa.

Los gerentes y directivos generalmente son personas que invierten en educación al destinar fondos y tiempos en constantes capacitaciones y cursos de grados y postgrados (como los MBA); ya que de lo contrario la toma de decisiones no es profesional y ello conlleva riesgos más altos.

Pero más allá de lo expresado anteriormente, hay muchas empresas que cometen errores fundamentales, que pueden desembocar en el cierre o fracaso de la empresa.

Los tres errores frecuentes en la gestión de una empresa son:

  1. Ventas en exceso: la tradicional idea de que a mayores ventas, mayores son los beneficios tiene una trampa mortal escondida: las ventas no suponen la cobranza de las mismas. Si una empresa permite que su rotación de ventas se incremente con mayor rapidez que los fondos autogenerados (es decir, las cobranzas realizadas o en su defecto, ingresos de fondos a la empresa), queda inevitablemente escasa de fondos al cabo de cierto tiempo. Lo que la conllevará al cierre definitivo. Esto es habitual en la venta a crédito desmedido.
  2. Producción en exceso: si la producción de bienes aumenta más de lo necesario, consecuentemente se estarán incrementando los costos variables, como mantenimiento de inventarios y de financiación.
  3. Proyectos demasiado ambiciosos: quizás el más común de todos, iniciar un proyecto subdimensionado en función de la capacidad operativa y de los recursos disponibles, conduce a que ante cualquier obstáculo serio con que se tope el proyecto, la empresa se vea en situaciones embarazosas.

Estos errores habituales en las empresas en crisis, requieren de un rápido actuar, siendo menester un cambio mental y un plan de saneamiento muy importante.

Los emprendedores que no son profesionales, suelen no querer reconocer estas cuestiones aludiendo fracasos a cuestiones externas. Hay que tener mucho cuidado, estos tres factores son cuestiones básicas a cuidar en la empresa.

Por su parte, las empresas mejor administradas, cuentan con un control estricto sobre el nivel de ventas y el nivel de cobranzas (ver estrategias de comercialización), como así también sobre la producción a corto y mediano plazo. En cuanto a los proyectos nuevos que se lleven adelante, tienen un estudio de inversión muy importante, de forma tal de reducir los riesgos de fracasos.

Tags: , , , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top