Australia: la salida a la crisis financiera

australia

La crisis financiera del 2007 estalló en todas las economías abiertas que existen en el mundo, de una forma u otra casi todos los países sintieron el efecto de la crisis financiera mundial ocasionada por la burbuja inmobiliaria y los casos de fraude de Madoff entre otros hechos.

Todas las economías buscaron de aplicar recetas contra la crisis, apelando a los aportes de Keynes que tuvieron efecto durante la crisis de 1929, sin embargo no todas las economías respondieron de la misma forma,

  • Estados Unidos recién está viendo valores positivos, aunque se teme una segunda recesión,
  • Alemania crece, pero aumenta la brecha con el resto de la euro zona,
  • Japón cede su lugar como segunda potencia mundial a China, quien a su vez ve a su economía con sobre calentamiento,
  • España que no logra levantar cabeza y muestra minúsculos signos de recuperación económica;

todo indica un escenario donde las recetas aplicadas, dos años después, han tenido efectos ligeramente positivos, aunque no extraordinarios. Sin embargo hay una economía desarrollada que sí logró una increíble recuperación: Australia.

En palabras del premio Nobel de Economía del 2000, Joseph Stiglitz,

Australia tuvo una de las recesiones más cortas de los países avanzados, gracias a un plan de estímulo sabiamente aplicado.

El plan de estímulo llevado adelante por el entonces primer ministro Kevin Rudd, consistió, la primera parte en subvenciones en metálico, dinero que se gastaría rápidamente al inicio de la crisis financiera; y como segunda parte en inversiones, las cuales por su orden natural, tardan más en ejecutarse y lograr ver los resultados.

Gran parte de este gasto, Rudd planificó solventarlo con el aumento tributario a las empresas mineras que existen en el país. Australia es uno de los países más ricos de recursos naturales, en especial de los minerales como el hierro.

Las empresas mineras vieron crecer sus beneficios económicos gracias al aumento en la demanda de acero, realizada por el crecimiento de la economía china, a lo que el Gobierno de turno estimó que era conveniente repartir esos beneficios con toda la sociedad, ya que los beneficios extraordinarios no son esfuerzos propios de las empresas minera, sino del aumento de la demanda, además de que los recursos se agotarán algún día y es bueno recibir una contraprestación por ello. Irónicamente Kevin Rudd fué destituído.

Es así como Australia es la economía que menos ha sufrido la crisis financiera, y que bajo el criterio de Stiglitz es un modelo a seguir para futuras situaciones.

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top