Tips para los inversores pesimistas

inversiones

La gestión de las finanzas personales es una de las ramas más particulares en cuanto a la gestión de inversiones, por parte del mundo financiero. Por qué decimos esto, por que a menudo nos encontramos con directivos o gerentes de grandes empresas, que cuando se les consulta sobre sus inversiones particulares, ellos obvian la pregunta o simplemente responden con dudas.

Esto ocurre generalmente por que las personas no tienen un control preciso sobre sus finanzas personales, no aplican sus conocimientos financieros, o cuando menos son pesimistas sobre los mismos, así lo explican algunos profesores universitarios de capacitación en finanzas.

Pero el fondo de la cuestión radica en las emociones que influyen en las decisiones de las personas a la hora de analizar sus propias finanzas, un claro ejemplo de esto, es el miedo a perder el dinero.

Si bien esto no es sencillo de solucionar, hay algunos tips bajo los cuales las personas pueden reducir las emociones y tomar mejores decisiones en cuanto a las finanzas personales se refiere.

  1. Eliminar o reducir los miedos a invertir: es importante superar el miedo a perder nuestro dinero. Para ello debemos ver al riesgo de perder cierta parte del capital como el costo necesario que se debe asumir.
  2. Determinar el capital disponible para invertir: es sumamente necesario, para llevar adelante el paso anterior, establecer un monto disponible para invertir, y con el cual estemos dispuestos a asumir riesgos. Aunque se invierta en depósitos bancarios, existe cierto nivel de riesgo.
  3. Establecer el perfil inversor que tenemos: es importantísimo conocer que perfil de inversión tenemos, de lo contrario no sabremos afrontar decisiones de inversión y no superaremos nuestro pesimismo.
  4. Encontrar un socio financiero: discutir alternativas de inversión con otra persona (que conozca del tema) suele ser muy productivo, en tanto y en cuanto nos ayuda a observar ciertos aspectos desde otras perspectivas.
  5. Diversificar la cartera: según nuestro perfil es conveniente diversificar la cartera para reducir el riesgo (en realidad se lo prorratea).
Al invertir se deben evitar los excesos de pesimismo, como de optimismo. Debemos invertir con la mayor razonabilidad posible, evitando los factores o pensamientos negativos que solo tienden a tomar decisiones erróneas. Por su parte invertir pensando en que ya hemos ganado la rentabilidad esperada, es un mal consejero, que solo nos hará invertir en acciones de alto riesgo.
Cada perfil posee ventajas y limitaciones que son convenientes analizarlas, para evitar pérdidas de tiempo y dinero.

Tags: , , , ,





Top