Camino a una segunda recesión económica en Estados Unidos

La esperanza y el optimismo sembrado desde hace poco menos de un año en Estados Unidos, ha puesto un parate ante la amenaza de una posible segunda recesión de la economía de la primera potencia mundial.

Pero esto no sería un problema más de todos los que se viene atravensando desde el 2007, con el estallido de la burbuja financiera, sino que cobra vital importancia por los efectos colaterales que surgirían en el resto del mundo, y principalmente en Europa.

Ahora, ¿es posible que al cabo de 12 meses se produzca una nueva etapa de recesión en la economía, si los ciclos económicos duran un poco más, cerca de 5 años?

La actualidad económica mundial nos brinda una serie de signos que tienen epicentro en Estados Unidos y que informan de una posible recesión en los próximos meses. Tal como ocurriría en España, según algunas previsiones económicas para los dos últimos trimestres del año.

Por empezar la FED ha anunciado que la economía ha comenzado a crecer de forma más lenta de lo esperado (tras 1 año de crecimiento continuo) y que reinvertirá en la economía, dando una clara señal de alerta al mercado. Luego debemos tener presente que la exportaciones chinas también se vieron afectadas, y la economía de China podría estar dando indicios de sobrecalentamiento (algo que es de esperarse tras años de crecimiento exponencial).

El Banco de Inglaterra también hizo una revisión de las previsiones económicas para este año y el próximo, lo que también es dable de tomar nota.

Ya en 1975 había ocurrido algo similar: luego de un año de expansión, la economía sufrió un revés de dos trimestres (lo que establece el estado de recesión). Pero ya luego de esto se volvió a la normalidad. Según dicen los analistas estos altibajos económicos son normales.

El problema no sería tan sencillo, ya que Europa recién comienza el inicio de la recuperación, y solo hablamos de algunos países como Alemania o Francia. Si la actualidad económica de España de por sí es deprimente, con esto se agravaría un poco más la situación, aunque no hay que desesperar o ser alarmistas.

Por lo pronto se deberá buscar refugio para nuestras inversiones, las cuales no apuestan a ser el dólar o el euro, y quizás si sea una buena oportunidad para invertir en otras monedas como el dólar australiano, aunque esto sería una inversión de alto riesgo.

Tags: , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top