La confianza del cliente como activo

confianza del consumidor

La llave de negocio de una empresa es uno de los activos más difíciles de contabilizar, ya que es por demás subjetivo, en donde entran a jugar variables sentimentales o pocos cuantificables.

Aún así es uno de los activos que mayor valor pueden llegar a tener, y centrándonos en un aspecto sencillo, la llave de negocio representa el valor de la empresa, teniendo en cuenta lo que puede llegar a generar la misma.

Entre los factores que influye en la llave de negocio, podemos citar a la cantidad de clientes que posee la misma. Sin embargo este factor por si solo es meramente informativo, ya que podemos tener mil clientes y tan solo diez nos compran por que se sienten satisfechos con el servicio brindado.

Ahora podemos tener el caso inverso, contar con una base de datos de cien clientes y que la mayoría nos compren por que la empresa cubre sus exigencias, es decir se sienten cómodos trabajando con la misma.

La confianza del cliente, como vemos, es la piedra angular de todo esto, ya que si la empresa logra generar confianza en el cliente, tendrá asegurado los beneficios a futuro.

Pero la confianza en el cliente es algo que se construye con el tiempo y que cuesta solidificar, de ahí que su valor subjetivo, sea tan alto. El empresario debe trabajar y mucho buscando la satisfacción del cliente.

Pensemos en el siguiente caso, una persona cuando va al mercado a comprar mercaderías, entre ellas la pasta dental. Desde hace tiempo se siente conforme con la marca XYZ por su buena calidad. Pero ahora ve que la marca BBC (que no probó o no se siente tan a gusto como con XYZ), se encuentra a un menor precio. Este precio debería estar muy bajo, es decir la diferencia entre ambas marcas, debería ser bastante elevada, para que este cliente cambie de marca.

Quizás en otros negocios o rubros comerciales, la confianza sea más difícil de lograr, no obstante vale la pena buscar la conformidad en el cliente, ya que cuando menos habremos mejorado la calidad del producto.

Si bien la confianza del cliente sigue siendo algo subjetivo, es una fuerte base para determinar el valor de la llave de negocio de una empresa u organización.

Foto Vía Ideas Taretas

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top