Reformas laborales y de la ley de pensiones

José Luis Zapatero

El presidente José Luis Zapatero anunció que en el año entrante quiere pasar de la recesión a la recuperación de la economía, apuntando al mercado laboral y al sistema de seguridad social, tal como lo anunciábamos en el post sobre la preocupación de la población por el desempleo.

Para ello apunta a realizar reformas en el mercado laboral y en la ley de pensiones y de seguridad social. Generar empleo es el objetivo final que tendrían estas reformas y que serían puestas a consideración tanto a empresarios como a sindicatos, para luego enviar, a finales de enero, al Pacto de Toledo.

Zapatero anunció que si bien el 2010 tendrá cifras muy duras, se esforzarán por moderarlas y considera que estas medidas deben ser aprobadas cuanto antes, Si es en febrero, mejor que en marzo, fueron las palabras del mandatario refiriéndose a la urgencia del proyecto.

Seguramente la reforma laboral constará de la flexibilización laboral, contratos más «interesantes» para el empresariado. Es decir que puede llegar a existir condiciones tales como:

  • Subsidios por contratatar determinada cantidad de trabajadores;
  • Capacitación gratuita, tanto para el personal fijo y estable como para aquellos que se encuentran parados; y hasta quizás
  • facilidades crediticias para el empleador.

Pero estos son sólo supuestos, ya que habrá que esperar que medidas oficiales adopta el gobierno y lo que resulta de la conformidad de los empresarios y los sindicatos.

Por lo que se ha avanzado, el plan de la reforma laboral estará centrado en:

  • promover la contratación de jóvenes;
  • animar el diálogo entre empresarios y sindicatos;
  • abordar la dualidad en el mercado laboral y
  • apuntar a las negociaciones colectivas de trabajo.

Lo que no estaría en discución serían las cotizaciones salariales o las modalidades de contratación, según lo dicho por Zapatero.

El primer mandatario también anunció un plan de incentivos para aquellas comunidades y ayuntamientos que se comprometan a reducir sus déficits fiscales, es decir, ajustar sus cuentas públicas. Pero esto primero desea plantéarselo al líder de la oposición, Mariano Rajoy, por razones jurídicas.

Otra cuestión que el Presidente puso de relevancia es que a pesar de la difícil situación económica ocasionada por la crisis financiera mundial, se ha logrado

el principio de diálogo y el objetivo de la cohesión, de la estabilidad y de la paz social.

Entre las medidas anunciadas, Zapatero ha puesto de relieve que en los primeros meses del año se va a elaborar un plan anti fraude fiscal y laboral, que junto con el Plan E y la Ley de Economía Sostenible, serán herramientas muy poderosas para combatir la actual situación económica.

Fuentes: Cinco DíasLa Moncloa

Foto Vía: Wikipedia

Tags: , , , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top