Tarjetas de Crédito y Débito: MasterCard

Hoy es el turno de hablar de MASTERCARD, la otra tarjeta con mayor resonancia mundial, que junto con las tarjetas VISA (las analizamos días atrás) son las tarjetas más utilizadas en el mundo entero. La vez anterior ya comentábamos los beneficios de las tarjetas de crédito y de débito y como simplificaron (o no) a la economía en general.

Mastercard se encuentra en más de 210 países alrededor del mundo y cuenta con más de un millón de cajeros automáticos para brindar el mejor servicio posible. En su sitio provee de un buscador de cajero según el país, dirección o código postal e inclusive a cuanta distancia de tal lugar debe buscar.

Al igual que Visa, Mastercard divide a sus clientes en dos grandes grupos:

  • Empresas
  • Particulares

En la categoría para particulares encontramos la clásica clasificación:

  • Tarjetas de crédito, su oportunidad es la de financiamiento sin necesidad de solicitar créditos bancarios. El límite de financiamiento está dado por el tipo de tarjeta que se tenga. Según nuestra entidad financiera intermediaria, nuestra tarjeta podrá ser Estándar, Gold MasterCard®, Platinum MasterCard®, World Signia MasterCard®, entre otras.
  • Tarjetas de débito, el beneficio de esta tarjeta es evitar largas colas a la hora de comprar o cobrar.
  • Tarjetas prepagas, su utilidad reside en la fácilidad que brinda la tarjeta a la hora de controlar los gastos personales. Existen tarjetas recargables (de usos indefinidos) o de solo un uso. Ideales para diferir dinero a los hijos ya sea por estudios o por razones de aprendizaje con el dinero.

En el caso de las tarjetas diseñadas para las empresas, la estructura varía de acuerdo al tamaño / tipo de negocio que se trate:

  • Autónomos: su mayor ventaja reside en poder diferenciar los gastos personales de los gastos profesionales.
  • Pequeñas empresas: brinda la posibilidad de tener una mejor gestión de caja, controlando los gastos sin necesidad de mantener un flujo de efectivo líquido. Otra beneficio es el de poder delegar tarjetas a los empleados limitándoles los gastos a realizar.
  • Medianas empresas: similar a la anterior, salvo por que se pueden asignar distintos topes a las tarjetas que dispone el personal.
  • Grandes empresas: aquí los informe son más detallados facilitando el control de gastos de la empresa. Además de poseer amplios beneficios, según la jerarquía de cada personal.

Ahora algo que se puede apreciar en el sitio de MasterCard y que puede sernos de gran utilidad a la hora de solicitar una tarjeta, es el test para saber cuál nos conviene más, según nuestras necesidades y usos particulares.

Foto Vía Mastercard

Tags: , , , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top