El PIB actual de Estados Unidos

Obama

Al leer un poco de la prensa económica, me encuentro con un artículo del informativo Cinco Días, basado en otro artículo del Breakingviews, titulado «Los trucos del PIB estadounidense«. Me interesó la nota donde explica el porqué del crecimiento de este indicador de la economía estadounidense.

En el artículo explica que el incremento en el producto interior bruto (PIB) de los últimos tiempos se debe al plan del Gobierno de aquél país por sacar adelante la economía por medio del gasto público y del plan cash for clunker, un plan que impulsa al sector automotriz y que según el artículo, sería uno «similar al plan 2000E español».

Es decir el repunte de la máxima economía mundial se debería a estos dos factores esencialmente, con lo que tendríamos un accionar parecido al New Deal de los años 30, fundado en las ideas del economista John Keynes.

Pero el artículo advierte sobre las inconsistencias del plan y que ya en 1937, luego de la gran recuperación económica, la economía volvió a sufrir un revés.

El crecimiento actual se debe en un cincuenta por ciento al plan cash for clunker, un dieciocho por ciento al gasto público estadounidense y otro veintiocho por ciento al incremento del stock de productos de las empresas.

El problema se encontraría en que las exportaciones han bajado, lo que implica una balanza comercial menos favorable; a su vez a los «coches nuevos» hay que pagarlos, con lo que el nivel de ahorro ha disminuído de un 4,9 por ciento en el primer trimestre al 3.3 por ciento en el segundo trimestre.

La renta dsiponible también se encuentra a la baja, que en gran medida se debe a los 768.000 desempleos ocurridos en los últimos tiempos a causa de la crisis financiera. Con todo este panorama, el incremento del PIB a las claras habla de que la economía norteamericana aún no se ha recuperado, quizás haya dado el primer paso, pero nada más.

Sin embargo, como se dijo semanas atrás, el déficit fiscal o el incremento del gasto público para «promover» la economía es una de las medidas oportunas, pero claro trae sus desventajas o efectos secundarios, pero que con las correctas medidas, puede ser ajustable.

Lo cierto es que el principal objetivo ahora es generar confianza, promover la recuperación y luego ncentivar al desarrollo económico, en un contexto controlado, para no sufrir efectos como una hiperinflación.

Fuente: Cinco Días

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top