Acciones Preferentes

alternativas de inversion

Los inversores siempre están en busca de nuevos instrumentos financieros en que invertir. Bajo diversos pretextos como el de diversificar el riesgo de la cartera de inversión, hasta el aumentar la rentabilidad global de la cartera y así otros más.

Es así como nos encontramos con diversos activos financieros que cumplen los objetivos de cada inversor. Entre esas alternativas hoy veremos la de las acciones preferentes, uno de los instrumentos más aceptados por los bancos y entidades financieras para componer su portfolio de inversión.

Las acciones preferidas o preferentes son una especia de «híbridos» entre las acciones ordinarias y los bonos, es decir tiene características de ambos, un factor que la hace una de las alternativas de inversión más interesantes del mercado financiero.

Son acciones y quienes la poseen son propietarios de una porción de la empresa emisora, pagan un cupón fijo, tal como lo hacen normalmente los bonos. La variación del precio oscila alrededor del valor nominal de emisión (normalmente 25 dólares), es decir su valor de cotización no suele variar de forma brusca o excesiva.

El rendimiento de las acciones preferidas se encuentra ubicado por encima del de las acciones comunes por un 2 por ciento. Asimismo otro factor relevante es la prioridad en el pago entre los tenedores de acciones preferidas de aquellos que tienen las acciones ordinarias. Estos últimos cobrarán luego de que cobren los primeros.

Incluso si la empresa quebrase, los tenedores de las acciones preferidas tienen «preferencia» en el cobro frente a los accionistas comunes, pero luego de los bonistas de la empresa.

Ahora bien los dividendos al ser fijos, no tienen una relación directa con los resultados de la empresa, con lo que no se aprecian tan rápidamente frente a los resultados positivos que pudieran obtenerse. Lo mismo ocurre en el caso contrario, es decir, ante resultados desfavorables de la empresa.

Existen diversos tipos de acciones preferenciales, respecto del rendimiento:

  • Acumulativa: son aquellas que poseen una cláusula que estipula que si no se pagasen los dividendos en tiempo y forma, la próxima vez que la empresa cuente con resultados operativos, se deberán abonar los dividendos actuales y los anteriores impagos, pero sin abonarse ningún tipo de interés por la demora en el pago.
  • Convertible: permiten al accionista transformar o convertir la acción preferida en una ordinaria, ante un determinado suceso.
  • Participativa: es el caso en el que una vez abonado el dividendo fijo, abonado el dividendo de los accionistas ordinarios, y si el directorio de la empresa lo determina, se efectúa un pago adicional al dividendo fijo.
  • Redimibles: son aquellas en que la empresa puede recomprar la acción a su valor nominal. Suele ser una de las más utilizadas.
  • Perpetuas: son un símil de la deuda perpetua, dejan de existir ante un retiro o una recompra por parte del ente emisor.

Foto Vía Morgue File

Tags: , , ,





1 comentario

  1. pepe dice:

    Inluso si la empresa quebrase los tenedores de acciones preferentes, se quedarian a dos velas por orden de prelación son los últimos en cobrar, si queddara algo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top