Análisis de la Cartera de inversión

analisis de inversiones

En el mundo de las inversiones una de las tareas necesarias para cualquier inversor que no desee morir en el intento, es la de realizar diversos análisis, ya sean fundamentales, técnicos o cualquier investigación seria sobre un activo o bien en el que se desea invertir.

En muchas ocasiones estos análisis integran el paquete de servicios de brokers o traders, junto con sus comisiones y demás gastos; pero siempre es recomendable, tener un básico conocimiento del proceso del análisis, para contrastar los datos y de esta forma tomar mejores decisiones.

Por su parte, si nuestros ingresos son bajos o no merecen un costo alto por el servicio de los diversos agentes bursátiles, el conocimiento de estos análisis será por demás oportuno.

El análisis que hoy proponemos, es un análisis básico que se utiliza para determinar que cartera de inversión escoger, cuando tenemos más de una, o se presentan varias alternativas de inversión. Utilizaremos un poco de estadística para la realización de los cálculos.

Supongamos que tenemos dos carteras de inversión una A y otra B. A su vez existen cuatro contextos económicos posibles con sus respectivas probabilidades de ocurrencia:

  • Recesión = 10% (0.10)
  • Economía estable = 40% (0.40)
  • Crecimiento = 30% (0.30)
  • Auge repentino = 20% (0.20)

Las ganancias de cada cartera para cada contexto económico son:

                                                  Cartera A                                       Cartera B

  • Recesión                              30                                                   -50
  • Economía estable                 70                                                     30
  • Crecimiento                        100                                                   250
  • Auge Repentino                   150                                                  400

Esto quiere decir que en caso de recesión, por ejemplo, la cartera A nos dará beneficios por 30, mientras que la cartera B dará pérdidas por 50. De no ocurrir este contexto económico, y en su lugar se produzca un crecimiento de la economía los beneficios de las carteras serán 100 y 250 respectivamente.

Para decidir en que cartera conviene invertir, calculamos el valor esperado de cada cartera:

Lo que se espera ganar en la cartera A es: 30 x 0.10 + 70 x 0.40 + 100 x 0.30 + 150 x 0.20 = 91

Lo que se espera ganar en la cartera B es: -50 x 0.10 + 30 x 0.40 + 250 x 0.30 + 400 x 0.20 = 162

Como vemos el valor esperado resulta de multiplicar la ganancia de cada contexto económico con la correspondiente probabilidad de ocurrencia de ese contexto. Según los datos la cartera B ofrece una mayor ganancia esperada, pero el análisis aún no ha terminado.

Luego se debe calcular la varianza de cada cartera, ayudandonos de una planilla de cálculos, usamos la función VAR, para los datos de cada cartera.

Ahora a cada valor obtenido, le aplicamos la raíz cuadrada, que siguiendo con nuestros ejemplos, deberían ser 35.6 para la cartera A, y 158.48 para la cartera B. Estos valores vienen a ser el desvío estándar.

Mientras mayor sea el desvío estándar, mayor es el riesgo de la cartera. En un principio la cartera B era la más conveniente, pero luego de ver el riesgo de cada cartera, la más conveniente es la opción A.

La desventaja de este análisis es que las probabilidades que uno le otorga a cada contexto, al igual que las ganancias a obtener en cada uno de ellos, son muy subjetivas, y deberían ser obtenidos de varias fuentes de información.

Foto Vía Morgue File – Mconnors

Tags: , ,





2 comentarios

  1. danilo adames dice:

    Esta bien explicito esta informaciòn soy estudiante del último semestre de economía gracias por el aporte….

  2. danilo adames dice:

    saludos desde venezuela….

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top