El carácter define el perfil del inversor

En reiteradas oportunidades hemos mencionado lo importante de conocer el perfil que adoptamos al invertir, es decir conocer el perfil inversor que tenemos o que tiene aquella persona que desea participar del mundo financiero.

Esto es importante para saber que tipo de activos financieros son los más adecuados para invertir, durante cuanto tiempo (plazo u horizonte de inversión) y qué montos se deben invertir. No es lo mismo para un inversor conservador invertir el 75 por ciento de su capital disponible a un activo determinado que para un inversor agresivo.

La simple concepción de capital disponible varía en cada caso. Como siempre, recordemos que ser un inversor con un perfil conservador no es malo o negativo, simplemente tiene una aversión al riesgo mayor que el resto de los inversores.

Pero lo que no hemos dicho es que el perfil de un inversor está estrechamente relacionado con el carácter o personalidad del inversor. Tema, que sin profundizar en campos propios de psicología, nos dá una idea de cuan importante es conocer nuestro perfil y lo difícil de querer adoptar otras posturas.

Tomaremos la misma base que creó John Burley y que utilizó Robert Kiyosaki en uno de sus conocidos libros.

  1. Los Deudores: estas personas resuelven sus problemas financieros mediante los créditos o deudas con terceros. Su planificación financiera se basa en «pedirle a José prestado, para cancelar la deuda con Pablo». Su principal defecto es comprar cosas que no necesita y pagarlas en cuotas. Pero el principal error lo comenten al pensar que sus problemas financieros son a causa de sus bajos ingresos, cuando en realidad son sus gastos o hábitos de consumo, los que están excedidos. Lo recomendable es reconocer que uno se encuentra en esta posición (cuestión nada fácil) y organizar sus deudas y finanzas, asignándoles un orden de prioridades a cada una de ellas.
  2. Los Ahorristas: este grupo de personas ahorran sumas periódicas de dinero que lo van colocando en activos financieros de bajo riesgo, normalmente, un plazo fijo. Luego destinan este dinero mayoritariamente al consumo, y muy poco a inversiones con mayor rentabilidad, debido al mayor riesgo existente en la operación financiera. Son los clásicos inversores conservadores. Se recomienda aumentar la cultura financiera que se posee para poder invertir en activos que rindan una mayor rentabilidad y que poseen riesgos similares a los de los depósitos bancarios.
  3. Los «inteligentes»: debido a sus creencias y egocentricidad suelen estar en la gloria en épocas alcistas, pero suelen ver el fondo muy rápidamente en cuanto la tendencia del mercado cambia. Es recomendable, un cambio de actitud y aumentar la cultura financiera, para evitar las pérdidas de los beneficios que se pudieron haber obtenido.

En el siguiente post terminamos las demás categorías restantes, saludos.

Tags: , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top