Análisis Técnico: Media Móvil Simple

Media movil simple, chartismo

El análisis técnico cuenta con diversas herramientas para analizar la evolución de un activo y de esta forma tomar decisiones de vender o comprar según dé el resultado. Estos análisis se encuentran relacionados al chartismo (o análisis de gráficos), tema que lo hablamos días atrás.

Recordando lo dicho, el inversor cuenta con dos análisis bien marcados y por sobre todo, bien distintos:

  • El Análisis Fundamental: que analiza a la empresa y su contexto, sin dar mayor importancia a la evolución de la acción.
  • El Análisis Técnico: que no tiene en cuenta al contexto o la empresa, pero si le dá importancia a la evolución durante un período determinado del activo financiero.

El análisis técnico, tiene su orígen con la crisis del ’29, cuando los fundamentalistas no pudieron preveer la crisis y menos establecer objetivamente el fin de la misma. De esta forma nace la necesidad de un análisis financiero que logre disipar estas inquietudes.

Cada trader, inversor, broker o agente de la bolsa, tiene un punto de vista distinto y cada uno defiende su postura. Pero continuando con el análisis técnico, hoy veremos una herramienta más de esta «corriente»: Media Móvil Simple.

La Media Móvil Simple o Simple Moving Average (SMA) es una de las herramientas más antiguas y utilizadas por los especialistas del análisis técnico bursátil. Son un grupo de familias de «medias» o promedios, donde su valor representa el precio promedio simple de un activo, es decir, la sumatoria de los precios durante ‘n’ períodos, dividido los ‘n’ períodos.

Estableciendo un ejemplo, tendríamos para una acción cualquiera los siguientes datos:

Día          1           2         3         4           5

Valor    10.25   11.03   11.00  10.77    10.99

El Promedio, o SMA 5 sería   54.04 / 5 = 10.808

La lógica que se debe seguir es muy sencilla:

  • Se compra si el precio actual está por debajo de la media móvil simple
  • A la inversa, se vende si el precio actual es superior a la media móvil simple.

Sencillo ¿no?

La medida más utilizada es la SMA200, que registra las últimas 200 jornadas que cotizó el activo en cuestión. En el ejemplo, por cuestiones de practicidad, se han tomado 5 días, pero lo ideal es tener una gran cantidad de días.

Esta herramienta presenta como ventaja, su fácil obtención y cálculo, no se requieren grandes conocimientos o fórmulas complejas para hallarlo. Como desventaja, no tiene en cuenta factores externos al precio de la acción y no sirve si la acción se encuentra con una tendencia lateral, es decir, solo si tiene una tendencia alcista o bajista.

Tags: , , ,





1 comentario

  1. Isabel L.S. dice:

    “Enhorabuena por la noticia, es justamente lo que buscada. Besos.”

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top