El Chartismo como herramienta

Chartismo o analisis grafico

Los inversores cuentan con varias herramientas, en especial desde el avance de internet. Estas herramientas on line, que antes estaban disponibles solo para aquellos inversores con cierto «poder» para obtener información extra del mercado, ahora pueden ser utilizadas por todo aquel inversor que posea acceso a la red más grande del mundo.

El chartismo es una de esas herramientas, que en realidad forma parte del análisis técnico de las inversiones, que podemos obtener de internet con solo saber el código del activo buscado e ingresarlo a alguno de los sitios que ofrecen este servicio.

El chartismo proviene de chart, que en inglés significa gráfico: nada del otro mundo ¿no?

Con esta herramienta se busca analizar y actuar en función de las figuras que se forman en la curva del gráfico. El origen del chartismo proviene de el año 1.900 y tomó mayor importancia con la Gran Crisis de 1929, cuando los análisis fundamentales fallaron en predecir la caída y recuperación del mercado.

El chartismo al pertenecer al grupo del análisis técnico, prescinde por completo del valor intrínseco de la acción, de las noticias del mercado, del contexto y de la realidad por la que atraviesa la empresa emisora de la acción, entre otros datos que pertenecen más precisamente al análisis fundamental.

El objetivo es determinar las tendencias de los precios de las acciones (o del activo financiero que fuese), mediante la identificación de movimientos alcistas, bajistas o laterales, según los cambios de tendencia del mercado.

En el gráfico se encuentra representado la figura que forman las cotizaciones de cualquier activo que cotice en el mercado financiero ( acciones, bonos, ETF, entre otros), durante un período de tiempo. En el eje vertical van los precios y en su eje horizontal va el tiempo, que puede ser años, meses, semanas, dias, horas e incluso minutos.

Lo primero que se debe observar en el chart es el valor histórico que ha tenido el activo, es decir la tendencia que tuvo el precio del activo. De esta forma observaremos si su tendencia histórica ha sido alcista, bajista, lateral o errática.

Entendemos como:

  • Tendencia Alcista: identificamos una tendencia alcista cuando las cotizaciones máximas y mínimas son cada vez más elevadas que las cotizaciones anteriores.
  • Tendencia Bajista: este es el caso contrario al de la tendencia alcista, sus cotizaciones son cada vez menos elevadas.
  • Tendencia Lateral: es cuando una acción se encuentra «atrapada» en un canal lateral en forma de rectángulo. La cotización de la acción toca el techo del canal, y luego desciende hasta tocar el piso del canal para luego ascender nuevamente, todo esto ocurriendo durante un cierto período de tiempo.

Esto basicamente es el chartismo, pronto veremos el análisis técnico para profundizar estos temas. Por el momento un sitio en el que podemos analizar la tendencia de los activos es el de Yahoo.

Foto Vía: Yahoo

Tags: , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top