Los Estados Contables de las empresas

Los estados contables como herramienta para el inversor

Las empresas, y en particular las que cotizan en bolsa que son las que a nosotros nos interesan principalmente, generan información con sus compras, ventas, con la administración del negocio, etcétera. Esa información, en cumplimiento de la ley, debe ser registrada bajo un proceso determinado, ordenado y amparado en Resoluciones Técnicas emitidas por profesionales idóneos a tal efecto: los contadores.

Pero más allá de lo que muchos creen, de que los estados contables son creados para cumplir con la ley o con el fisco, los estados contables tienen un valor informativo esencial para el inversor o accionista. De este se desprende mucha información, tanta que a partir de ellos se puede generar un análisis financiero económico de la empresa en cuestión.

Con la información contable se puede

  • Conocer la composición de la estructura patrimonial,
  • Conocer las causas de los resultados,
  • Conocer los flujos de efectivo.

Si un estado contable está bien hecho, podríamos mencionar que son la radiografía de la empresa en un momento determinado, que nos muestra como ha sido su gestión hasta el momento, y con el que podríamos generar proyecciones en base a los resultados obtenidos.

De esta información se pueden desprender conceptos como:

  • Liquidez Corriente: surge de dividir el activo corriente sobre el pasivo corriente. Mide la relación entre activos, cuanto mayor a uno sea, tanto mejor.
  • Solvencia: se invierte la división anterior, quedando el pasivo sobre el activo. Al activo si se le deduce el concepto de bienes de cambio (las mercaderías o bienes que comercializa) se obtiene un dato con «mayor fuerza», ya que pasa a calcularse de forma más contundente sobre los activos más líquidos (caja, bancos, inversiones, etcétera) que posee la empresa.
  • Rentabilidad del Patrimonio Neto: Refleja el retorno de la empresa sobre la inversión realizada por los dueños de la misma. Su cálculo surge de dividir el Resultado Neto que obtuvo la empresa durante un ejercicio sobre el valor total del Patrimonio Neto.

Estos son algunos cálculos que se pueden realizar y de esta forma obtener información precisa sobre la evolución de la empresa.

Al analizar los estados contables se deben tener ciertas precauciones. Por ejemplo ver si estos estados están verificados por un Síndico u otro profesional competente que trabaje de forma independiente a la empresa. El síndico emite un informe sobre las observaciones realizadas, estas observaciones suelen dar (o no) mayor credibilidad al trabajo. De todas formas es importante analizarla uno mismo o algún entendido de confianza.

Esta es otra herramienta para analizar la gestión de una empresa y así saber si es posible invertir en ella o no.

Tags: , , , , , , , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top