Record histórico en julio en Bolsa

Suele ocurrir que con las grandes crisis, los movimientos bursátiles se exageran. Ocurrió cuando los atentados de las Torres gemelas, ocurrió cuando las crisis de las punto com, y ha vuelto a ocurrir con la reciente crisis financiera que estamos viviendo. Lejos de castigarse a las verdaderas implicadas, al final, los inversores terminan por deshacer posiciones hasta en las compañías más saneadas y en las que nada tienen que ver con cada crisis puntual.

Esta que estamos viviendo es una crisis global, y afecta a todos, pero ahora ya nadie duda de que haber llevado a Santander a precios de 4 euros, o haber castigado del modo que se hizo a empresas como BBVA, Telefónica, o constructoras como OHL, fue desmedido.

Y como es normal, antes incluso de que se hayan despejado los nubarrones de las crisis, cuando apenas empiezan a aparecer los primeros rayos de sol, esos tremendos desajustes tienden a arreglarse, a veces, más rápido incluso de lo que la lógica debería imponer.

Es lo que llevamos viviendo desde marzo; un desaforo desmedido por comprar como si los precios se nos estuvieran escapando. Nos dimos cuenta de que los castigos fueron injustos, y que los precios eran gangas, pero lejos de ir parándose la marcha ascendente y de hacerlo de forma racional y ordenada, seguimos comprando como si nada, aun cuando, volviendo al Santander, ha subido desde mínimos de 4 y pico a haber superado los 10 euros en esta semana.

Y el resultado es que, ni aún con el verano por delante, época generalmente bajista pues la gente recoge sus ganancias para irse tranquilos de vacaciones, las alzas se han detenido dando un mes de Julio  histórico. De hecho, el más fuerte de toda la historia del Ibex, con una subida del 10,9% en el mes y más de un 18% de ganancia en lo que va de año.

Lo bueno, incluso, es que se ha hecho con aumento de volumen y rotación de inversores, como debe ser, y que además, los inversores y los analistas ven con posibilidades el romper la barrera de los 11.000 puntos, que ya la tenemos a la vuelta de la esquina tras haber cerrado el viernes a 10.855 puntos.

Esta semana el motor que ha impulsado las subidas han sido los resultados. Muy buenos, por cierto, o al menos, por encima de las expectativas, que es lo que realmente importa. ya sabéis que da igual que los resultados sean buenos, que como se esperen mejores, se castiga al valor… y viceversa.

Santander y BBVA dieron unos resultados magníficos, por encima de lo esperado. Lo mismo hizo Mapfre en la semana anterior, e incluso Telefónica. Criteria también se apuntó el viernes a los buenos resultados, como también lo hiciera hace una semana Popular… y así podríamos citar a varias más.

Y para la semana que viene ¿qué? Con la operación salida por medio, el mes de agosto ya se nos ha echado encima, y lo cierto es que nadie sabe anticipar lo que puede ocurrir. Y quien diga lo contrario, miente. Lo de que agosto, verano, vacaciones, bajadas seguras… ya se dice con la boca pequeña. y lo cierto es que hay quien piensa que el 11.000 es muy tentador como para al menos no intentar sobrepasarlo. Y hay que recordar que aún seguimos a rebufo de las noticias económicas de estas dos semanas, muy alentadoras.

Lo único que queda es que, a más subidas y más continuadas, más prudencia y agilidad hay que tener…

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top