Madoff, un siglo y medio de condena al mayor estafador de la historia

Madoff

El mayor estafador de toda la historia ha sido condenado, ayer, a 150 años de prisión. En solo 6 meses la justicia norteamericana ha querido dar un «castigo ejemplar» con esta condena.

El hombre que siguió el sistema Ponzi, aunque mejorado, para estafar 50.000 millones de dólares, a diferentes inversores: desde ahorristas personales, pasando por fundaciones de bien público, hasta importantes bancos, como el Banco Francés y el Santander.

Sin lugar a dudas, uno de los detonantes de esta crisis financiera es Madoff; es más diría que  una buena parte de la «falta de confianza» en el sistema financiero mundial se la puede atribuir a este personaje.

Pero ¿Cómo pudo estafar a tantas personas que en su mayoría tienen estudios superiores en cuanto a finanzas se refiere? Pues fácil, la ambición desmedida cegó a los inversores, y Madoff aprovechó, siendo una persona con mucho oficio en este tema.


Madoff era presidente del Nasdaq y director de su propia firma financiera, con lo que contaba con información más que relevante sobre el mundo financiero, en especial del NASDAQ.

Bernard ofrecía a sus inversores, altas rentabilidades, ya que al conocer que acciones mejorarían su valor el las compraría antes, obteniendo así una considerable ganancia. Imáginate si supieras que mañana a las 10 a.m. tal acción va a subir su valor en un 30%, tú que harías hoy?

De esta forma muchos confiaron en la experiencia y trayectoria de Madoff, dándoles su dinero y que lo invierta en una práctica ilegal.

Todo le funcionaba de maravillas, hasta que el sistema empezó a colapsar con los créditos subprime, y fué en este momento donde las cosas se pusieron oscuras para Bernard.

El castigo ejemplar que dispuso el Juez, fué tomado con cierta sorpresa por parte de varias personas, ya que esperaban una condena menor, de unos 25 años. Madoff, persona de edad avanzada (71 años) no hubiera salido con vida de la cárcel con unos 25 años de prisión. Sin embargo la Justicia consideró necesario una pena amplia.

Cuanta influencia política debe haber en todo esto. Y es lógico para aquellas personas que trabajamos honradamente, este tipo de sujetos dañan todo un sistema.

Por ahora quedan varios casos por analizar, como el de Stanford, por lo pronto sigamos informados en Finanzas y Bolsas.

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top