Finanzas Personales, cómo gastar menos

Monedas

Actualmente las economías mundiales se encuentran esperando vientos de cambios, soluciones financieras, casi mágicas diríamos, por parte de las personas con gran poder en el mundo, como el presidente norteamericano, Barack Obama.

Mientras tanto, nosotros debemos seguir viviendo, y ajustarnos a nuestra realidad. Es por ello que vamos a establecer una guía práctica para ver como podemos consumir y gastar menos.

Muchos pensadores sociales de la Administración de Organizaciones, fueron descubriendo, allá por la mitad del siglo pasado, las necesidades que un hombre debe satisfacer. Este es más bien un problema económico, ¿cómo satisfacer las necesidades (que son ilimitadas), con los (escasos) recursos que poseemos?

Entonces se plantearon varias escalas, que a nuestros fines, vamos a utilizar o segmentar de forma más sencilla esta escala.


La escala va a estar diferenciada en tres sectores:

  • Necesidades Básicas,
  • Necesidades Intermedias y
  • Necesidades Superfluas.

Las primeras encierran necesidades, tales como alimentación, vestimenta, vivienda, salud, educación, etcétera. Aquí disminuir nuestros gastos en un 5% no nos ahorrará tanto dinero, y nos causará un daño importante. Es por ello que ahorrar en nuestra alimentación no es una gran idea financiera: recuerda que nuestro cerebro es como un músculo que necesita energía. Pero sí que la vestimenta de cierto valor, y que cubre otras necesidades que no son la de abrigar precisamente, puede esperar.

En la segunda categoría, vemos cuestiones tales como, salidas de diversión, viajes, cenar afuera con la pareja o amigos. Estas «distracciones» o gasto en ocio, hacen a nuestra vida social. Son importantes, pero reducirlas en un cierto porcentaje, puede ser útil ya que nos adaptaremos más rapidamente a futuros ajustes que no esten planificados.

Y por último vemos la categoría «superflua», que satisface necesidades tan personales, como el ego. Importantes, para nuestra salud anímica, pero no para nuestra salud financiera, en caso como viajes a lugares paradisíacos o la compra de un coche de primera línea último modelo, puede llegar a costarnos varios euros, que satisfacerían nuestras necesidades más básicas. Aquí un ahorro del 90% o del  100%, sería muy apropiado.

Planificar los gastos

Lo importante, siempre, es mantener todo lo más organizado posible, cuando cobramos que monto cobramos, etcétera. Lo mismo con los gastos, tener presente cuales van a ser nuestros gastos, que montos, que días se van a pagar.

Si logras mantener esta información de forma correcta y constante, lograrás ver de antemano si ya has superado tu presupuesto, o si deberás recurrir a tus ahorros, o porque no, incrementarlos.

photo credit: kozumel

Tags: , , , ,





3 comentarios

  1. Laikamb dice:

    Urgente necesito un plan para acomodar mi economía!!!! Gasto dos sueldos cuando gano uno!!! Y todo es prioridad para mí!!!!

  2. Javier Gómez dice:

    Hola Laikamb:

    Si los gastos son superiores a los ingresos sólo te caben dos soluciones, pero siempre con la idea clara, de que sea la que sea la que tomes, tendrás que «ajustarte el cinturón» y renunciar a ciertas cosas.

    En primer lugar, haz una escala de importancia de esos gastos que tengas, y aunque pienses que son prioritarios todos, intenta eliminar todos aquellos que realmente no necesites, como algunas compras de artículos, etc.

    Procura siempre buscar las ofertas o los precios más baratos en el día a día, y reduce al máximo esos gastos diarios.

    Por otro lado, si aún así piensas que no puedes reducirlo y sigues teniendo más gastos que ingresos, la última opción es acudir al banco y financiar esa deuda. Pedir algún tipo de préstamos personal, o si tienes hipoteca renegociarla o acogerte a la moratoria de pagos que hay ahora.

    Saludos

  3. Juan dice:

    Hola Laikamb

    Tal como te dijo Javier, no puedes gastar mas de los que ganas. O bien deberás buscar otro trabajo (o hacer horas extras en el que tienes), o acudir a un banco y retirar un crédito, o disminuir tus gastos.

    Lo mas sano es que reduzcas tus gastos, reconsidera su importancia, pospone proyectos para un futuro donde te encuentres más holgado. Organízate con los gastos, te recomiendo la lectura de este post.

    Piensa en lo siguiente, (sin querer decir que tus gastos no sean importantes), ¿Cuántas personas viven sin ese gasto? ¿Si no tuvieras un ingreso mínimo cualquiera, como lo solventarías?

    Quizás con esas preguntas, logres hallar la importancia real de cada gasto.

    Gracias por comentar, si necesitas más ayuda vuelve a escribir, te esperamos!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top