El Euribor cambia su dinámica en los últimos días

Euribor

Cuando quedan pocos días para finalizar el mes ya se ve que el Euribor acabará con un nuevo mínimo histórico, previsiblemente en el 2,64%. Sin embargo, las cotizaciones diarias de los últimos días han ido todas al alza y hacen pensar a los analistas en un cambio de tendencia. El indicador «tocó fondo» el 20 de mayo con una cotización del 1,595 %, pero desde entonces se mantiene por encima del 1,6%.

¿Por qué este cambio? Pues no llega sólo: otros indicadores también suben, como por ejemplo el precio del barril de petróleo o el cambio de divisas euro-dólar.

Las razones se tienen que buscar en las expectativas de la evolución de la economía a nivel global. En primer lugar el Euribor ha comenzado a subir respecto al tipo de interés oficial fijado por el BCE, que está en el 1%. Según los analistas, este indicador sube siguiendo el movimiento del Eonia, el tipo de referencia que mide el precio del dinero que se prestan los bancos a un día vista y que ha subido el 0,5% al 1,08% en 15 días. Lo que nos dicen los datos es que las entidades bancarias cada vez colocan menos dinero en el Banco Central Europeo debido a que el dinero vuelve a circular entre ellos. El experto de Citi en España, José Luis Martínez Campuzano, cree que hay una tensión al alza de los tipos de interés a corto plazo y no como una mejora de las perspectivas de un posible repunte económico.

Respecto a la subida del Euro frente al dólar, los expertos habían augurado un repunte progresivo de la moneda americana en previsión de que Estados Unidos saldría antes de la recesión. Esta perspectiva haría subir los tipos de interés y convertirían al dólar en moneda de inversión puesto que ofrecería mejor rentabilidad. Pero los rumores de una rebaja en la calificación del rating de Estados Unidos cuestionan su recuperación económica y su moneda no ha subido. Finalmente, el precio del petróleo ha aumentado por encima de los 60 dólares el barril de Brent, lo que sería un símptoma de mejora económica. Pero estos indicadores se deben ver con cautela ya que pueden ser consecuencia de una tendencia especulativa y no de una recuperación de la economía real con bases sólidas. Además, si la tendencia se mantiene, pero la economía sigue en recesión podría ser más perjudicial ya que aumentarían los precios sin que hubiese un mayor consumo.

Tags: , , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top