Los beneficios de las cajas españolas

Cajas españolas

Para el ciudadano de a pie muchas veces resulta chocante oir las noticias de las cuentas de resultados de las entidades financieras que siempre crecen muy por encima de lo que lo hace la economía en su conjunto. Este año van a seguir sorprendidos porque cuando la economía ha entrado en recesión y las empresas productivas lo están pasando muy mal y destruyendo empleo, ellas siguen obteniendo beneficios.

El dato no es malo porque si estuvieran en pérdidas la situación sería peor, pero no deja de sorprender. Y si no vean: la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) ha facilitado los resultados del primer trimestre de 2009 de todas las cajas, excepto Caja Castilla La Mancha que como es sabido está intervenida por el Banco de España. En conjunto los beneficios son de 2.028 millones de euros, pero en comparación con el mismo periodo del año pasado han bajado un 22,7%.

Los datos no son completamente comparables respecto a los ejercicios pasados porque el Banco de España a través de la Circular 6/2008 de diciembre pasado introdujo cambios en la manera de presentar las cuentas públicas. Aún así los datos son muy orientativos y nos dan una clara idea de cómo evoluciona el sector financiero español. Analizando los balances que nos ofrece la CECA, tenemos un crecimiento global de un 6%, un aumento del margen de intereses de un 17.8% (llegando a ser 5.292 millones de euros).

La actividad típica de las cajas es la que ha sostenido su negocio y les ha permitido no abandonar la senda de los beneficios ya que las otras actividades financieras que desarrollan han dado resultados negativos. El margen de intermediación (resultante de los instrumentos de capital, dividendos de otras empresas) se sitúa en 5.837 millones de euros y aumenta un 17.1% respecto al primer trimestre de 2008. El margen ordinario fue de 8.195 millones, un 5.1 % más, però las comisiones netas han descendido un 4,8 por ciento. Sobre el resto de datos que ofrece la CECA el lado negativo lo constituye los resultados de operaciones financieras que han caído un 33.8 %. Un dato significativo y global es el margen de explotación que aumenta un 5.8 % (incluye los gastos de personal, los gastos generales administrativos y las amortizaciones). Respecto a la morosidad, que es un indicador preocupante en tiempos de crisis, parece que se ha frenado y aunque se sitúa en el 4,64 %, un porcentaje alto , ha descendido por primera vez después de 26 meses de aumento.

Tags:





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top