Conceptos básicos para invertir en Futuros

grafico de futuros

Los Futuros son un producto financiero por el cual se adquiere un compromiso de comprar o vender alguna cantidad prefijada a precio de activos financieros, como por ejemplo serían las acciones. La rentatibilidad que se pueda conseguir con ellos vendría de la buena visión que se tenga sobre la evolución de la Bolsa a un determinado plazo y por tanto requiere una capacidad de análisis importante.

Básicamente una operación de Futuros consiste en acordar con otra persona que dentro de un mes le vas a comprar 800 acciones de Iberdrola a 7 euros, como actualmente está sobre los seis euros si calculas que puede llegar a cotizarse en 8 euros, tendrás una rentabilidad de un euro por cada acción.

Dentro del mercado de Futuros se negocia con tres activos base: las divisas, los tipos de interés y las materias primas (las más habituales son los cereales y el oro).

Dentro del mercado de futuro sobre todo se negocia con tres activos subyacentes o base: las divisas (a un tipo de cambio predeterminado), los tipos de interés (prestar deuda a ese tipo) y las materias primas (algunas muy habituales como son los cereales o el oro). En España las operaciones más comunes son las siguientes:

  • Futuro sobre el Euribor tres meses: se hace una estimación del valor que va a tener el Euribor a tres meses, una operación con mucho riesgo porque depende mucho de los tipos de interés de la zona euro. Para contratarla no hay que pagar todo al inicio pero sí dar unas garantías sobre el 50% de la operación final.
  • Futuro sobre el IBEX 35: se basa en la evolución del índice bursátil español. Su liquidación es diaria por la cámara de compensación de la BME (Bolsas y Mercados Españoles).
  • Seguros de cambio: funcionan según las divisas y se contratan con el precio de hoy, pero se liquidan dentro de un período de tiempo y tipo de cambio no cerrado pero si condicionado en dos divisas (por ejemplo entre el Euro y la Libra esterlina
  • Seguro de cambio participativo: es similar al anterior pero con un acuerdo en firme respecto al tiempo, cantidad y tipo de cambio concreto.
  • El forward rate agreement (Fra): es un contrato entre dos partes cuya finalidad es la de conseguir coberturas futuras basadas en los tipos de interés. Las dos partes acuerdan un importe  nominal y en el momento que vendan se liquida por la diferencia; además se deja abierta la posibilidad de que dicho futuro se negocie de forma infinita en el mercado secundario.

Tags: , , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top