Semana de euforia en Bolsa

A veces resulta increíble la facilidad que tenemos para olvidar los malos ratos. Nos basta el más mínimo dato positivo para comenzar una escalada alcista que ha terminando acabando en record histórico. Han sido 13 sesiones de alzas consecutivas, y con ésta recién finalizada el pasado viernes, la tercera semana seguida de ganancias, lo que no se producía desde octubre de 2007.

Aún cuando el viernes fue una sesión de recortes (-1,84%), en el cómputo global semanal, la Bolsa española se anotó un 2,82% en las cinco últimas sesiones lo que ha hecho que en esas tres semanas se haya recuperado un 14,28% del valor del índice, reduciendo así a la mitad las pérdidas que llevaba acumulado el Ibex en lo que va de año.

¿Qué ha ocurrido para que se haya girado del modo que lo ha hecho? La Bolsa estaba fuertemente sobrevendida, eso estaba claro, y lo venían gritando todas las voces expertas. Las alertas de compra se estaban acumulando y sólo el miedo y los malos datos que iban saliendo atenazaban las alzas. La Bolsa había caído, casi a plomo, hasta hacer un mínimo en los 6.702 puntos, y con esas trazas, la formación en V era una posibilidad como otra cualquiera. Sin embargo, no debemos olvidar la situación económica en la que nos encontramos, que no es nada propicia para figuras técnicas como la que mencionamos.

Junto a este mercado sobrevendido, nos encontramos con otras señales que hay que ir teniendo en cuenta. Los últimos datos de vivienda y de hipotecas se pueden considerar muy positivos, y en un entorno como el de ahora se ha traducido por muchos lados, como que lo peor de la crisis inmobiliaria podría haber tocado fondo. El cierre de posiciones cortas también está ayudando lo suyo y con ellos, la aversión al riesgo parece estar mejorando ante las perspectivas de que la renta variable se encuentra ya a bastante buen precio.

Precisamente por eso, uno de los sectores más castigados, el financiero, ha sido el que ha liderado el rebote. En este tiempo, las alzas de algunas de las entidades que lo forman han llegado a subir por encima del 30%; bancos como el Popular, que ha subido en tres semanas un 46%, BBVA, un 35% o Santander, un 33%, han sido los valores que más han participado en las subidas del Ibex. Pero lo bueno es que, junto a ellos, todos los blue chips se han apuntado al carro de las subidas: Teléfonica, Repsol e Iberdrola, por ejemplo.

Lejos de sonar a euforia, hemos de tener presente que, al igual que todo lo que baja, sube, también ocurre al contrario, más cuando las subidas se han producido de un modo tan exagerado y rápido. Sería normal ver pequeños recortes que consideraremos como toma de beneficios, y que se tome un respiro antes de subir más. Parece que la tendencia de corto plazo, ahora mismo, es alcista, pero eso no quita que aún vemoas más caídas, porque a fin de cuentas la economía sigue francamente mal.

Lo malo es que cuando las cosas suben así, muchos empiezan a pensar que han perdido el carro, y pretenden subirse mal y a destiempo. Quizás por eso, los pequeños recortes vengan aocmpados de subidas: se retirarán los que no se quieran arriesgar y tomen los beneficios de esta subida, y se subirán los que piensan que se han quedado fuera.

Quizás, eso sí, sea el momento de ir tomando posiciones en valores fiables; no mirar al ultracorto plazo, sino invertir con vistas a más tiempo, pues ahí sí, algunas acciones parecen baratas, y recordemos que las Bolsas siempre anticipan los estados de salud de la economía.

Santander y BBVA, que ceraron el viernes a 5,34 y 6,33 podrían aún recortar un poco más. Los niveles de 5 y 6 euros, respectivamente, podría ser un buen nivel de referencia para iniciar compras.

Teléfonica, por su parte, ha establecido un buen soporte en los 14/14,5 euros.

Abengoa, habría que mantenerla vigilada, pues aunque el viernes fue la más castigada por la noticia de que Indra finalmente no participará en la compra de su filial, Telvent, es un valor de mucho futuro, y si aguanta sobre 10 euros, puede ser una buena opción.

BME, por último, muy afectada por la Bolsa en general, debe estar en cartera, si nuestra apuesta a medio plazo es que la Bolsa acabará recuperando una parte de lo perdido en el 2008. Ha subido demasiado rapidamente de 13 a 18, eso sí, y debería recortar un poco, pero la zona de los 16,5/17 euros, parece un buen lugar para fijar nuestros ojos en ella.

Fersa; si seguimos con la apuesta por las energías renovables de cara a ese medio plazo, este valor puede ser una buena opción. Ha sido muy castigado en los últimos meses, pero parece haber encontrado estabilidad y los 2 euros (cotiza ahora a 2,03) puede ser un buen soporte que la ayude a salir adelante.

Y para esta semana tenemos dos noticias a las que habrá que estar atentos:

– El jueves habrá reunión del BCE, y según apuntan los expertos los tipos de interés podrían sufrir un nuevo recorte que lo situaran en el 1% desde el actual 1,5%.

– El viernes, por su parte, conoceremos los datos de empleo de marzo de EEUU, indicador que se considera clave para seguir la marcha de la economía estadounidense, que a fin de cuentas, debería ser la que liderara la recuepración económica.

– Atentos a los resultados empresariales que vayan saliendo, pues esa es la piedra en la que pueden tropezar los mercados mundiales.

Tags: ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top