El IPC, qué es y su cálculo

frutas e IPC

El Índice de Precios al Consumo, el IPC, que cada mes nos anuncia el Instituto Nacional de Estadística, es una medida de la evolución de los precios de bienes y servicios de consumo. Su cálculo es una medida estadística que debe cumplir los objetivos de ser representativa y comparable, en especial con otros IPC de diferentes países.

Desde el año 2006 el INE estableció un nuevo sistema de cálculo que está en vigor en todos los países de la Unión Europea según una normativa de 2001. Es el que se conoce como IPC armonizado y se calcula en base a las normas establecidas por el Banco Central Europeo. Esto implica que todos los índices que se van calculando sólo se pueden comparar en las mismas condiciones a partir de esa fecha.

Los productos que se incluyen en el cálculo

El número total de artículos que componen la cesta de la compra del IPC base 2006 es 491 que se agrupan en diferentes categorías que son: Alimentos y bebidas no alcohólicas, Bebidas alcohólicas y tabaco, Vestido y calzado, Vivienda (gastos como la luz, el seguro… no incluye el precio de compra), Menaje, Medicina, Transporte, Comunicaciones, Ocio y cultura, Enseñanza, Hoteles, cafés y restaurantes, y Otros bienes y servicios.

El cálculo es una media estadística en base a la observación de la evolución de los precios de esos artículos a lo largo de toda la geografía española y tiene una fórmula matemática que podéis consultar aquí.

¿Para qué se utiliza?

Con el IPC se pretende tener una imagen representativa de los gastos en consumo de los hogares de un país o región y a nivel estadístico se lo suele utilitzar como:

  • indicador de inflación (sabiendo que el IPC no incluye los precios de los consumos intermedios de las empresas ni de los bienes exportados).
  • deflactor de las Cuentas Nacionales o contabilidad nacional y otras estadísticas
  • actualización de deudas o de montos judiciales.
  • estimador del costo de la vida (sabiendo que el IPC no es un índice de costo de vida por tener grandes diferencias con él).
  • Referencia en las cláusulas de revisión salarial y de las pensiones

El cálculo del IPC recibe diferentes críticas como que produce un sesgo porque recoge los precios de una cesta de productos fijos y no tienen en cuenta que los consumidores cambian de productos como respuesta a los cambios precios. Además, no incorpora la introducción de nuevos bienes ni cambios en la calidad. En el caso de nuestro país es muy significativo que no incluya el precio de la vivienda en propiedad, lo que le resta valor como un indicador del costo de la vida real.

Tags: , ,





Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top