El paro en España y la mala gestión económica

paro

Casi tres millones y medio de personas en paro ya, en España. Un crecimiento del paro de 154.008 personas en el mes de febrero. Datos históricos que apuntan a una crisis continuada que cada vez está afectando a más y más sectores de la economía, mientras desde el Gobierno se esfuerzan en intentar comulgar con ruedas de molino, aduciendo que «al menos» es menos malo que en el mes de enero.

Asustan ver los datos, como asusta ver que somos los peores en Europa, y que además de la crisis económica mundial nos encontramos inmersos en una crisis económica local en España producto, probablemente de una mala gestión que no supo prever con tiempo que los datos no apuntaban bien. Las medidas se están tomando, sí, aunque tarde. Y al menos nos queda el consuelo de que «más vale tarde que nunca».

Pero volviendo a los datos, los de este mes de febrero apuntan a que ahora es el sector servicios el principal generador de desempleo. España ha vivido los últimos años del boom desmedido de la construcción, y era lógico que fuera el primero en caer. Tenemos casas para dar y tomar; casas que no se venden y que acucian a los compradores porque ni tienen para pagar ni tienen a quien se las compren; las cosntructoras e inmobiliarias tampoco tienen dinero y construir en estos momento es algo que no se le pasará por la cabeza a ninguna. Con esas perspectivas, es imposible que se piense en una reactivación del sector constructor a corto plazo. Lo único que parece quedar como arma es la construcción de VPO, pero sin demasías para no perjudicar al sector.

En segundo lugar, el sector servicios. Era lógico también que a medida que la desconfianza crece, que hay menos dinero en el bolsillo de la gente de a pie, y que nos vemos frozados a limitar nuestros gastos, se redujera también la demanda de este sector. Mientras no se reactive el consumo, difícil está que el sector servicio repunte, y para eso habrá que esperar a que los consumidores se sientan más desahogados financieramente y que el dinero fluye. Sólo así se recuperará la confianza y por ende, el consumo.

El plan de reactivación del Gobierno paliará el asunto, pero habrá que ver si a largo plazo sus medidas no nos pasan factura. De momento, desde diversos sitios, ya se apunta a que el paro alcanzará los 4,5 millones de desempleados.

Tags: ,





Top