La crisis económica genera oportunidades

La cultura popular china nos provee de una sabiduría tradicional que refleja el conocimiento de muchos años de historia; de conocimientos, y sobre todo, de experiencias. Y nada mejor que la sabiduría china para encontrar esa luz en medio de las tormentas, sean personales o mundiales, sean en temas familiares o sean en temas económicos.

Es cierto que las crisis económicas ponen contra la pared a muchos, que las deudas ahogan, que los problemas financieros crecen, que no se encuentra trabajo, no hay dinero o no podemos vivir como nos gustaría, pero no es menos cierto, que detrás de cada crisis surgen siempre oportunidades, y la paciencia y la sapiencia son factores fundamentales para levantarnos aún más fuertes.

Lo curioso es que en el idioma chino, la palabra «crisis» está compuesto por dos signos que, leidos independientemente significan «peligro» o «riesgo» y «oportunidad». Quién o cómo se formó esa combinación de signos para formar la palabra en cuestión en ese idioma, probablemente nadie lo sabe, pero lo que no se puede dudar, es que los chinos tienen un don especial para captar la esencia de las cosas. Filosofía oriental que se llama. 

危机: “crisis” en Chino

Wēi (危): “peligro”
Jī (机): traducido entre otras acepciones como “oportunidad”

Cuando las crisis aprietan, las oportunidades llaman a las puertas. Es lo bueno de la creatividad humana: que nuestor afán por sobrevivir nos hace movernos y encontrar la puerta de escape (o de marcha adelante, según se mire). Y aunque es cierto que muchos son cómodos y prefieren no moverse y pararse a llorar, también lo es el que otros lo harán por ellos, y tarde o temprano, siempre aparece esa luz.

Intentemos entonces aprovechar la crisis para reorganizarnos, para hacer más simple nuestra vida, para descubrir qué cosas son superfluas en nuestro día a día, para eliminar cuanto nos sobra. Es el momento de mirar en nuestro interior; de descubrirnos, de encontrar nuestros valores y buscar lo que queremos. Y cuando tengamos la fuerza y el coraje necesario para salir adelante, nos sentiremos, al fin, más libres mentalmente para encontrar una salida a nuestro «tapón» financiero.

Para quienes estamos pasando esta crisis, cuando hayamos salido, nos daremos cuenta de que hemos aprendido a manejarnos mejor; a comprar mejor y más barato, a racionalizar nuestros recursos, a gestionar nuestro patrimonio y a vivir y optimizar el dia a dia. No se aprende cuando todo va bien. Son las caídas, los baches y los malos momentos, los que más nos enseñan.

Filosofía china, sí. Que muchos la considerarán filosofía barata, también. Pero no sirve de nada ponernos una venda en los ojos porque a fin de cuentas es una sabiduría labrada durante siglos…

Tags: ,





2 comentarios

  1. carmen dice:

    lo poco que llegue a leer es alentador,la filosofia china me gusta mucho.

  2. ALE dice:

    ME ENCANTO GRACIAS MUCHAS GRACIAS

Top